Requiem por La Habana

Que La Habana se está cayendo a pedazos, hace mucho tiempo dejó de ser noticia. El abandono institucional, más la desidia y la irresponsabilidad generalizadas, durante las seis décadas que lleva afectando la ciudad el “tornado” que comenzó en enero de 1959, la han destruido totalmente. En noviembre se producirá el 500 aniversario de su fundación y, con tal motivo, se ha previsto por las autoridades embellecerla un poco, o sea, darle algo de colorete, para que luzca un poco mejor y esté algo más presentable, al menos para los invitados extranjeros que, de seguro, asistirán a la celebración.

Como ya es habitual, las palabras son muchas más que los hechos y, por doquier, se anuncia la fecha con la consigna “Por La Habana lo mayor”.

Sin embargo, lo que se está haciendo, obviando algunos casos, resulta bastante chapucero, de baja calidad y con pésima productividad de quienes lo ejecutan y aún menos control de sus responsables. Como ejemplos de mal trabajo se pueden presentar el de la Calle Línea en El Vedado, llena de cortes que dificultan el tránsito vehicular y peatonal, que se prolonga desde hace meses y, la mayor parte del tiempo, sin nadie trabajando en ella, y el del Parque Acapulco en el Nuevo Vedado, demolidas algunas de sus áreas, vueltas a construir y, nuevamente demolidas, por el mal trabajo ejecutado, igualmente durante meses. Si esto es así en estos dos ejemplos, pienso que muy poco podrá hacerse para la celebración.

Todos sabemos que, en unos meses, no se puede dar solución a una situación de deterioro acumulada durante décadas, pero, al menos, lo que se haga debiera hacerse con calidad.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Requiem por La Habana

  1. Gomez dijo:

    Los trabajos no se pueden hacer con calidad,primero hay que priorizar el turismo,por lo que los mejores materiales son destinados alli,despues no hay un plan,todo es a la carrera,malos salarios,personal poco preparado,robo de materiales,todo es una chapuza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s