Una Constitución doctrinaria

Una Constitución no es un documento doctrinario, sino el resultado de un consenso entre diferentes posiciones políticas, económicas y sociales.

En el proyecto actual, se ha tratado, utilizando otro lenguaje, de introducir los lineamientos políticos, económicos y sociales del Partido, con el objetivo de refrendarlos constitucionalmente, y pasarle “gato por liebre” al pueblo cubano. Una ideología única permea cada artículo, unas veces al comienzo y otras al final. Es como el maestro repostero, que considera necesaria una gota de limón en cada uno de sus dulces.

La Constitución de 1940, libre de aderezos ideológicos y respetuosa de la historia y de las tradiciones cubanas, analizada ahora, setenta y ocho años después de promulgada, continúa deslumbrando por sus respuestas ante el momento en que fue elaborada y por su previsión del futuro inmediato, sin imponerle “camisas de fuerza” a las nuevas generaciones. Sin lugar a dudas, los delegados a la Constituyente lograron una Constitución “con todos y para el bien de todos”, como preconizara el Apóstol.

La de 1976 y el proyecto de ahora, no la alcanzan ni en profundidad ni en trascendencia, quedando como simples documentos doctrinarios, ajenos al sentir y a las necesidades de los cubanos, por estar ambos enfocados en asegurar el mantenimiento del poder a toda costa por un único Partido, sin importar el desarrollo del país ni el bienestar ciudadano.

Aquí se encuentra la razón de tantas medidas restrictivas y discriminatorias en el orden político, económico y social en el proyecto presentado, las que serán aún mayores en las nuevas leyes que lo complementen.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s