De traidores y oportunistas

En el periódico Granma del 6.6.18 aparece un artículo del historiador Rolando Rodríguez, bajo el título “Un héroe de valor a toda prueba”, referido al patriota Ramón Leocadio Bonachea. En uno de sus párrafos se plantea que “formó parte de la escolta del Mayor Ignacio Agramonte y participó en el rescate del que sería después traidor Julio Sanguily”. No se argumenta ni se ofrecen evidencias sobre la acusación.

Según aprendí en la escuela y después he leído de diferentes historiadores, “Julio Sanguily fue una de las figuras de más relieve de la Revolución de 1868. Siendo prisionero de los españoles el 8.10.1871, fue rescatado por Ignacio Agramonte al frente de 35 hombres, en una valiente y temeraria carga. Posteriormente, baldado del pie izquierdo y con la mano derecha atrofiada, quiso participar en la Guerra de 1895, pero no pudo hacerlo, al ser reducido a prisión por los españoles y encerrado en un calabozo de la Fortaleza de La Cabaña el mismo 24 de febrero, falleciendo en 1906”.

Independientemente de su afición al juego, lo cual le acarreó bastantes problemas, no tengo entendido que fuera señalado como traidor. No sé de dónde habrá salido esta acusación, aunque desde hace unos cuantos años, la historia de Cuba viene sufriendo bastantes manipulaciones y tergiversaciones por intereses políticos, y la palabrita “traidor” se aplica con demasiada frecuencia. Hechos y personalidades importantes del Siglo XIX y de la primera mitad del Siglo XX resultan cuestionados y descalificados, y su lugar lo ocupan hechos y personalidades menos trascendentes.

Debido a ello, se acusa al general Narciso López de anexionista, aunque no exista ningún documento, declaración o hecho que lo demuestre. Igualmente se habla y escribe sobre el general Antonio Maceo de la Protesta de Baraguá el 15.3.1878, pero nada se dice del Maceo del 9.5.1878 (55 días después), cuando dejó la lucha y partió para Jamaica en el cañonero “Fernando el Católico”, puesto a su disposición por el general español Martínez Campos. Tampoco se habla o escribe del 28.5.1878 (19 días después), cuando los protestantes de Baraguá aceptaron las bases del Pacto del Zanjón y depusieron las armas, con excepción precisamente del brigadier Ramón Leocadio Bonachea, que prolongó una inútil resistencia once meses más, en zonas de Camagüey y Las Villas. Por si no fuera suficiente, hasta el mismo José Martí, en una etapa de dogmatismo exacerbado, fue cuestionado por no comulgar con las ideas marxistas y haberlas criticado. O sea, el “oportunismo histórico” ha crecido como el marabú.

Sería interesante que los historiadores cubanos, tan preocupados por el Siglo XIX y la primera mitad del XX, se decidieran a saltar el muro del 31.12.1958 y comenzaran a enjuiciar los hechos y personalidades de estos últimos sesenta años, que ya también son historia, con sus luces y sus sombras.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De traidores y oportunistas

  1. Muy buen artículo, una vez más

  2. ANTHONY FERNANDEZ-GRAS dijo:

    ESO ES COSA DEL PASADO. ENFOQUEMONOS EN EL PRESENTE. HOY CUBA ES UN ISLA ESCLAVA DEL MARXISMO-LENINISMO. USAREMOS LA MISMA ARMA DE LOS COMUNISTAS AL DECIR:: “NO ME DIGA LO QUE HICISTE, DIME LO QUE ESTAS HACIENDO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s