Una pregunta a responder

En abril de 1898 los Estados Unidos se involucraron en la Guerra Hispano-cubana. Han pasado 120 años…

Últimamente, de forma continuada, se escucha y se lee en los medios oficialistas que, en el año 1898, cuando se produce la intervención del Ejército norteamericano en la guerra entre españoles y cubanos, ésta estaba prácticamente ganada por los últimos.

Veamos algunos datos, que nos puedan confirmar o negar esta aseveración.

En el momento de los hechos, el Ejército español tenía en Cuba más de 250,000 hombres y combatían, a su servicio, unos 60,000 guerrilleros cubanos. Controlaba todos los pueblos y ciudades, así como los principales caminos y vías férreas, además de los puertos y embarcaderos. Poseía una fuerza naval que recorría constantemente las aguas territoriales de la Isla, dificultando o impidiendo el arribo y desembarco de expediciones con hombres, armamento y avituallamiento.

Solo en la defensa de Santiago de Cuba participaban unos 12,000 efectivos, repartidos en más de 110 bastiones defensivos alrededor de la ciudad, así como en los poblados más cercanos.

El Ejército mambí, en ese momento, no superaba los 9,000 efectivos, estando casi 5,000 en la región central del país, bajo el mando del General en Jefe Máximo Gómez. En Oriente, el Lugarteniente General Calixto García, solo disponía de unos 4,000 efectivos, dispersados entre Holguín, Jiguaní, Bayamo, Santiago de Cuba y Guantánamo. En general, el Ejército mambí, a pesar del arribo de algunas expediciones en los últimos meses, se encontraba mal armado, vestido y calzado. Además, durante toda la guerra, aunque había atacado y ocupado algunas poblaciones de relativa importancia, nunca pudo mantenerlas en su poder, teniendo que abandonarlas al aparecer las tropas españolas. Tampoco controlaba los caminos ni las vías férreas existentes, viéndose obligado a realizar emboscadas y a vivir y moverse en la manigua, con todas las dificultades e inconvenientes que ello conllevaba.

En el plano político, existían serias contradicciones y divergencias dentro de los mandos militares y entre éstos y el poder político, siendo la principal la sostenida entre el General en Jefe Máximo Gómez y el Consejo de Gobierno, que trajo a la postre, terminada la guerra, la destitución de éste al frente del Ejército mambí por la Asamblea del Cerro. En contra de los cubanos ejerció una gran influencia negativa la muerte de algunos de sus jefes principales, entre ellos José Martí, Flor Crombet, José y Antonio Maceo, Juan Bruno Zayas, Néstor de Aranguren, José María Aguirre, Serafín Sánchez y Adolfo del Castillo, así como la captura por los españoles de Rius Rivera. Además, en algunos territorios se estaba produciendo la deserción de soldados y oficiales, así como de unidades completas, cansadas de años de guerra sin obtener los resultados deseados.

Para liquidar la resistencia española en Santiago de Cuba, el mando norteamericano desembarcó, bajo las órdenes del General Shafter, 18,216 hombres, 16 cañones de campaña y 8 cañones de sitio. Para el ataque se le unieron unos 4,000 hombres de infantería del Ejército Mambí, subordinados al General Calixto García, alcanzando juntos casi el doble de los defensores españoles, equipados además con armamento moderno de infantería y artillería. Debe tenerse en cuenta que, en ese momento, las fuerzas navales norteamericanas rodeaban la Isla.

En las operaciones, además de participar en el aseguramiento del desembarco, a las tropas cubanas, por ser las mejores conocedoras del terreno y de la táctica del enemigo, les correspondió actuar como vanguardias, algo normal en todas las operaciones de este tipo, cuando participan conjuntamente tropas nacionales y extranjeras, algo que ha llegado hasta nuestros días (Corea, Vietnam, Angola, Etiopía, Irak, Afganistán, etcétera).

Después de analizar estos datos, usted puede ya estar en condiciones de responder a la pregunta inicial de este trabajo. ¿Estaba realmente ganada la guerra por los cubanos en 1898?

Dejando a un lado el patrioterismo infantil, todo parece indicar que no y que, de no ser por el desembarco norteamericano, esta se hubiera prolongado en el tiempo, con un resultado incierto y muchas más pérdidas humanas y materiales.

En el año 1898 se había producido un impasse en la contienda bélica: los españoles no podían derrotar a los cubanos y los cubanos tampoco podían derrotar a los españoles. Los primeros estaban agotados y los segundos cansados. Además, la terquedad mutua impedía cualquier intento de diálogo para resolver la situación. Todo esto fue aprovechado por el gobierno de los Estados Unidos para imponer sus condiciones y lograr sus objetivos expansionistas.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una pregunta a responder

  1. mannygutz dijo:

    Muchas gracias por el recuerdo histórico. Yo tambipen estudié en los Escolapios de la Víbora y en mi libro “This Time” (2018) agradezco al maestro Miyares los valores personales que me ayudó a definir. Un detalle que muchos no saben: Tropas españolas recién llegadas a La Habana se preparaban para ir a asistir la contienda en Oriente cuando órdenes de militares Masones les detuvieron La Masonería influyó mucho – como en otros lugares – para traicionar a los militares.
    Llegó un momento a principios del siglo XX que los paises europeos prohibieron a todos los militares pertenecer a la Masonería Internacional, donde un sargento podía darle órdenes a un general!.
    Manny Gutiérrez, Boynton Beach, FL
    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s