El odio a la riqueza

El socialismo cubano partió de la premisa de que, despojando a los ricos de sus riquezas, se lograba la eliminación de la pobreza. Premisa absurda, ya que la relación no es, a menor riqueza menor pobreza, sino todo lo contrario, a mayor riqueza menor pobreza.

El problema es que la pobreza no se elimina quitando a los ricos sus riquezas, sino creando más riquezas. Sin embargo, para crear riquezas, hay que desatar las fuerzas productivas y dejarlas actuar, sin cinturón de castidad que limite e interfiera su desarrollo.

Esa verdad la han aprendido y aplicado exitosamente la mayoría de los ex países socialistas, con excepción de Cuba y Corea del Norte, los cuales son precisamente los más atrasados actualmente y sin perspectivas reales de desarrollo.

El empecinamiento de la ineficiente y obsoleta dirigencia cubana ya alcanza los límites de lo ilógico: prefiere que el país y los cubanos sigan hundidos en la miseria y el atraso, con tal de mantener su poder absoluto hasta el último aliento.

Lo que suceda después no le interesa en lo más mínimo. De ahí sus loas desmedidas al principal responsable de la tragedia nacional y a sus seguidores más cercanos, tratando de presentar como victorias sus múltiples y sonados fracasos.

Sin embargo, los hechos y la realidad conspiran contra esta falsa visión: ha perdido todo crédito político y ya muy pocos creen en sus cuentos. Sólo la sostiene la represión y el miedo inducido de muchos al cambio necesario que, a pesar de todo, más temprano que tarde sobrevendrá.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El odio a la riqueza

  1. Gomez dijo:

    No se apresure amigo Mermelada,el proyecto revolucionario es para el 2030,entonces todo estará listo para el proyecto del 2060.

  2. Antonio dijo:

    Cuanta razon,aunque aqui en España los nuevos mesias politicos digan justo lo contrario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s