Los excesos no generan respeto

Los seres humanos nacen y mueren. Antes de nacer nunca existieron y, después de morir, dejaron de existir. En su honor se pueden erigir monumentos y dar sus nombres a calles, avenidas, plazas y establecimientos públicos, pero ellos no están allí presentes. En dependencia de sus buenas o malas obras serán recordados con amor o con odio.

José Martí murió el 19 de mayo de 1895 y ese día terminó su ciclo vital. Lo que ha perdurado después son sus pensamientos y sus ideas, pero él no vivió un día más después de esa fecha. Antonio Maceo, después del 7 de diciembre de 1896, ha perdurado en sus hazañas militares y Máximo Gómez, después del 17 de junio de 1905, en su genial estrategia de la guerra. Otros cubanos más cercanos en el tiempo perduran en su música, como Ernesto Lecuona, en su pintura, como Wifredo Lam, en su teatro, como Virgilio Piñera, o en su poesía, como Nicolás Guillén. Ninguno nos acompaña en el día a día ni recorre nuevamente los lugares que recorrió en vida, ni saluda ni abraza a quienes compartieron con ellos los días de sus existencias, porque resulta imposible.

Por estos días hemos sido espectadores de un fenómeno absurdo y grotesco: tratar de presentar como un ser vivo a alguien quien murió hace un año. Para ello se han utilizado todos los medios posibles, incluyendo masas desbordadas, expresiones alucinantes y hasta plañideras de ocasión, en un verdadero espectáculo circense. Algo verdaderamente bochornoso, que debiera avergonzar a sus organizadores.

Recordar es bueno, pero los excesos no generan respeto, sino repudio. Esta debiera ser una lección bien aprendida por los políticos.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s