Un rechazo poco inteligente

Al término de la Segunda Guerra Mundial, y después de la capitulación del Japón imperial, miles de jóvenes japoneses de ambos sexos se trasladaron a los Estados Unidos para estudiar, mediante becas concedidas por este país. Esto les permitió, una vez graduados, aportar al despegue y al desarrollo acelerado de su Nación, dejando atrás el atraso secular en que habían vivido. Los jóvenes japoneses de ese entonces, que habían sufrido los horrores de la guerra, fueron capaces de obviar el adoctrinamiento al que habían sido sometidos durante años en contra de los Estados Unidos, el enemigo. Demostraron que se podía ser moderno, sin renunciar a sus raíces ni a su identidad nacional.

Hoy los jóvenes cubanos, adoctrinados en la “idiotología socialista”, a través de sus “organizaciones estudiantiles gubernamentales” (UJC, FEU, FEEM y otras), y “aconsejados” por “agentes jubilados” y “voceros oficialistas” bien conocidos por sus historiales de sumisión y oportunismo político, rechazan “masivamente” en actos públicos las becas que ofrecen los Estados Unidos, alegando que persiguen el único objetivo de convertirlos en “líderes contrarrevolucionarios”. En realidad, para estar en contra del sistema imperante en Cuba la mejor escuela consiste en padecerlo.

Estos jóvenes de hoy, que rechazan festinadamente las becas, una vez superada esta época absurda de “Mesías” fracasados y “discípulos” aún peores, lamentarán esta oportunidad perdida de prepararse para aportar al desarrollo del país en una situación sana y normal, cuando prevalezca la responsabilidad ciudadana sobre las consignas politiqueras.

El atraso actual de Cuba no es responsabilidad del embargo, sino de la incapacidad de sus dirigentes y de la “idiotología socialista” inculcada a sus ciudadanos.

 

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un rechazo poco inteligente

  1. Gomez dijo:

    Yo no creo que lo lamentaran,yo creo que lo estan lamentando,pero lo hacen en silencio por miedo a perder sus estudios y ser rechazados por una parte de la sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s