Una dura realidad

En los pocos espacios de opinión ciudadana existentes en los medios oficialistas cubanos (Cartas a la Dirección de “Granma”, Acuse de recibo de “Juventud Rebelde”, una página de “Trabajadores”, Papelitos hablan en Canal Habana, Cuba dice en Cubavisión y otros), éstos, en sus quejas, arremeten contra los funcionarios incapaces, burocráticos, irresponsables e indolentes que no cumplen con sus obligaciones y permiten que los problemas se acumulen y aumenten. Igual hacen los responsables de estos espacios: el señalamiento o la crítica se mantienen en este escalón primario y, raras veces, suben hasta los organismos e instituciones gubernamentales. Tal parece que estos hechos deplorables sólo suceden por culpa de los funcionarios, ya que más arriba todo es perfecto y no existen responsabilidades por ellos.

Sin embargo, no puede ser que tantos funcionarios de diferentes organismos e instituciones (Empresa Eléctrica, Correos, ETECSA, Salud Pública, Educación, Vivienda, Planificación Física, Acueductos y Alcantarillado, Comunales, Transporte, Trabajo y Seguridad Social, Justicia, Banco Nacional, Poder Popular, etcétera) sean tan poco profesionales e ineptos.

Habría que preguntarse si estas “cualidades” no están presentes también en estos organismos e instituciones y, por lógica, hasta en el “sistema”. Parece que, realmente, el que no funciona es este último, por la simple razón de que no sirve. Más de cincuenta y cinco años con los mismos problemas en aumento, otros muchos nuevos y sin soluciones reales, lo demuestran.

Se puede continuar haciendo llamamientos al patriotismo, la disciplina, la eficiencia y a todo lo que se quiera, pero hasta tanto no se satisfagan las necesidades siempre crecientes de los ciudadanos y se les permita desarrollar libremente sus iniciativas y talentos, es perder el tiempo.

Desgraciadamente, y no sólo en Cuba, el socialismo ha demostrado ser un “sistema político, económico y social” fracasado.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una dura realidad

  1. Elio coro dijo:

    Damaso, en los 60 se decía en las calles de la Habana que el socialismo tenía dos etapas solamente:
    1-las dificultades del crecimiento; 2-el crecimiento de las dificultades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s