La guataquería y los guatacas

Como una muestra de guataquería y de guatacas, reproduzco la programación del Memorial “José Martí”, ubicado en la base de su monumento en la denominada Plaza de la Revolución, para los días 13 y 14 del presente mes, aparecida en el diario “Juventud Rebelde” del pasado día 8.

Los guatacas participantes, que forman parte de la fauna oficialista, son más o menos conocidos por su presencia en los Medios y, por lo tanto, no necesitan presentación. Sin embargo, sería bueno recordar lo que Eladio Secades, ese maestro del costumbrismo, escribiera sobre los guatacas en sus populares “Estampas”, publicadas en la prensa nacional, principalmente en los tiempos de la República. Según Secades: “el guataca es el comején en el asta de la bandera”; “guataca es el que hace de la adulación un sistema de vida”; “la guataquería oral es el elogio usado a manera de sanguijuela”; “entre lo que valen y lo que creen valer los hombres públicos, casi siempre hay el vacío de un desfalco espiritual. Están girados en la cuenta corriente de la vanidad y voltean los principios de la democracia, admitiendo la funesta oposición de la coba”; “el hombre, cuando los amigos lo adulan, cierra los ojos a las realidades, y se tiende panza arriba para dejarse rascar. Es cuando cree que si no lo elogian y lo adulan, lo están combatiendo”; “el orador guataca hace una anécdota del hombre, pasa a examinar su obra, inventa unos enemigos a quienes combate con valor,… le llama orgullo de la nación, le dice visionario, figura de la revolución (de cualquier revolución) y estadista,… plantea que sus ideas simbolizan el sentimiento nacional y que ya es hora de que se le proclame gran figura del continente. Después de echar por delante la bandera y el himno, echa mano de Martí, comparándolo con él”; “el más peligroso de los guatacas es el panfletario, porque sabe historia y, cuando se ve perdido, se agarra de la Edad Media o de la Edad Antigua, porque conoce que al político viejo le gusta que lo guataqueen de Alejando, César y Napoleón para arriba”.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La guataquería y los guatacas

  1. Wilken Fernández dijo:

    Jajajaja, cierto, muy cierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s