Relación no es simplemente aceptación

En la 31 Sesión Ordinaria del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que sesionó en Ginebra, la delegación del gobierno cubano, encabezada por el señor Pedro Núñez Mosquera, Director General de Asuntos Multilaterales y del Derecho Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), se molestó porque, a escasos días de la visita del Presidente Obama a Cuba, el señor Antony Blinder, Subsecretario de Estado de los Estados Unidos, señalara algunos temas pendientes de las autoridades cubanas en relación con los Derechos Humanos, como la importancia de que el pueblo cubano sea libre de elegir a sus dirigentes, de expresar sus ideas y de que la sociedad civil pueda florecer.

Relaciones normales entre gobiernos significa respeto mutuo, y no precisamente aceptación callada de los que se considera mal hecho. Parece que la “herencia socialista”, cuando las relaciones entre los “hermanos” significaban aceptar y aplaudir todo lo que éstos hicieran, continúa gravitando sobre nuestros dirigentes y sus representantes en los foros internacionales.

Como resultado de esa errónea concepción, determinada por la ideología y la política y no por el razonamiento, se apoyaron las invasiones a Checoslovaquia y a Afganistán, se dio el visto bueno a la injerencia soviética en los asuntos internos de otros países y, recientemente, se apoyó la política rusa en contra de Ucrania y el despojo de Crimea, no se criticaron los ensayos nucleares norcoreamos y se toma partido, junto al gobierno venezolano, en contra de la oposición vencedora, a favor del kichnerismo en contra del gobierno de Macri y, también, del perdedor Evo Morales. La lista pudiera hacerse interminable.

Para nadie es un secreto que cambiar es muy difícil, máxime cuando se ha repetido lo mismo por más de cinco décadas. Repetir absurdamente que “el pueblo cubano decidió libremente su destino el primero de enero de 1959”, obviando que desde entonces hasta ahora han nacido casi cuatro generaciones, que no tienen nada que ver con lo sucedido en esa fecha, quienes tienen derecho a opinar, decidir y cambiar lo que consideren obsoleto, resulta infantil y poco serio. Es como pretender condenar a la Nación a la inmovilidad eterna, algo totalmente inaceptable. Repetir el gastado “estribillo” de la “solidaridad” en las áreas de la salud, la educación y el deporte, como argumentación de que se ejercitan los Derechos Humanos, ya aburre. Cuando se habla de éstos, se habla de los contenidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobada por las Naciones Unidos, y no de derechos inventados a su conveniencia por las autoridades cubanas.

Plantear, para defenderse de las críticas, que los Estados Unidos o la Unión Europea debieran cambiar sus leyes, si quieren que Cuba haga lo mismo, además de resultar pedante demuestra carencia de inteligencia política en un mundo globalizado, donde el derecho a opinar y hasta a criticar pertenece tanto a los gobiernos como a los ciudadanos. Encerrarse en un blindaje para no oír ni aceptar las críticas es asumir una posición suicida, totalmente ajena a la lógica más elemental.

Sí en realidad nuestras autoridades quieren ser respetadas y tenidas en cuenta en la arena internacional, debieran comenzar por cambiar estas concepciones obsoletas de política exterior, que en lugar de ayudar, dificultan el mantenimiento de relaciones estables.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s