Bajo el paraguas de José Martí

Hace unos días se celebró en La Habana la II Conferencia Internacional Con todos y para el bien de todos, actividad oficialista que, según sus organizadores, reunió más de 500 delegados de alrededor de 50 naciones.

Es conveniente hablar y estudiar a Martí seriamente, aunque en este caso el título de la Conferencia es irónico, pues se realiza en un país donde no se cumple lo de “con todos y para el bien de todos”, planteado por el Apóstol.

Los participantes, como era de suponer, con algunas excepciones, forman parte de la fauna internacional que apoya incondicionalmente al régimen cubano e integran sus asociaciones de solidaridad. Lo de analizar y profundizar en el pensamiento martiano constituye la cobertura para enmascarar sus verdaderos objetivos: tratar de enfrentar el actual proceso de cambios donde, las ideas izquierdistas y populistas sufren un retroceso.

Desde hace muchos años, los dirigentes cubanos comprendieron que Martí, por tener un pensamiento tan universal, servía para todo, en una suerte de “pomada china”. Tempranamente le endilgaron la autoría del asalto al cuartel Moncada, y después lo han utilizado y reutilizado según sus intereses del momento, uniéndolo a Lenin, Ho Chi Minh y otros personajes históricos Para ello, su ideario ha sido bien escogido, eliminando todo lo que fuera comprometedor para el régimen., como [por ejemplo: “La patria es dicha de todos, y dolor de todos, y cielo de todos, y no feudo ni capellanía de nadie” (T13, p.158); “Los odiadores debieran ser declarados traidores a la república. El odio no construye” (T14, p.496); “Todo poder amplia y prolongadamente ejercido, degenera en casta” (T9, p.340); “No valen antifaces en los países de prensa, que sale cada mañana, como un viento duende, levantando caretas” (T12, p.257); “Me parece que me matan un hijo cada vez que privan a un hombre del derecho de pensar” (T22, p.114). (Tomos y páginas corresponden a las Obras Completas de José Martí, editadas por la Imprenta Nacional de Cuba).

Algunos personajes ya son “puntos fijos” en estas actividades como Fray Beto, Atilio Borón, Iganacio Ramonet y otros, quienes saben muy bien lo que a las autoridades cubanas les gusta oír. Hacerlo como corresponde les asegura la invitación con los gastos pagados en próximos eventos.

Lo triste es que aún existan personas honestas que, creyendo que están haciendo algo importante en bien del pueblo cubano, se prestan al juego.

bazi

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s