Los retratos innecesarios

En Venezuela parece que el “circo chavista” está terminando sus funciones en algunos espacios públicos (en este caso, en el Palacio Legislativo donde funciona la Asamblea Nacional), de donde han sido retirados los retratos del “presidente eterno” y del designado por éste antes de fallecer, dejando sólo los del Libertador, no contaminados ni adulterados por la fanática propaganda chavista.

Esta práctica de colocarse bajo la sombra protectora de algún prócer de la independencia para venderse mejor a las masas, parece ser una táctica conceptuada de la mayoría de los “populistas” latinoamericanos: Bolívar, Sucre, San Martín, Martí y otros han sido sus principales víctimas.

Los chavistas han extendido esta práctica hasta sus embajadas y aquí, en La Habana, en la 5ta. Avenida de Miramar, se nos ha impuesto, en la fachada de su sede diplomática, una enorme fotografía del sonriente “presidente eterno”. Por suerte, el mal ejemplo no se ha extendido, librándonos de convertir esta avenida y otras en galerías abiertas de retratos de los diferentes especímenes de la fauna política, afeando aún más la ciudad. El señor embajador venezolano puede poner la foto de su “presidente eterno” en cualquier local del edificio, inclusive hasta en los baños, pero no puede imponérnosla a todos los cubanos que transitamos por esta avenida. Además de una provocación, constituye una falta de respeto, pues no todos comulgamos con las ideas del “retratado”, y una violación del ornato público, que debiera ser tomada en cuenta por las autoridades correspondientes.

Teniendo en cuenta lo que sucede hoy en Venezuela, cada día se comprueba más fehacientemente, que el Tribunal Supremo de Justicia ha sido y es un órgano sometido al chavismo, quien lo ha utilizado y utiliza para legitimar sus desafueros, como sucede ahora con la absurda impugnación de los resultados electorales obtenidos por algunos diputados, careciendo de imparcialidad y, por lo tanto, de credibilidad. Igual sucede con Tele Sur, que no es más que un instrumento de propaganda del chavismo y del “populismo” latinoamericano, careciendo de seriedad y, más aún, de imparcialidad en sus juicios, ofreciendo sólo noticias manipuladas, convenientes a sus intereses.

Todo esto que sucede hoy en Venezuela, debiera servir de acicate a muchos para acabar de entender el peligro real del “populismo” y de la necesidad de extirparlo de nuestro continente, si queremos progresar, desarrollarnos y marchar con el mundo y no contra él.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los retratos innecesarios

  1. Delarosa dijo:

    Yo realmente estoy muy sorprendido,la situación en Venezuela es realmente crítica en todos los sectores,pero se nota que muchos apoyan al chavismo,no podemos negar que esta gente saben de manipulación,yo creía que la diferencia de votos iba a ser mayor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s