Ausencia de una parte de la verdad

Hace unos días, el Ministerio de Salud Pública de Cuba publicó un extenso artículo bajo el título “Los servicios de salud a nuestro pueblo se garantizan y mantienen su desarrollo”, en el cual sólo se plantea una parte de la verdad, obviándose la otra.

En el texto se señala la participación de la Brigada Médica Cubana en la lucha contra el ébola, las diferentes ayudas prestadas a otros países ante catástrofes naturales en otras épocas, el per cápita de médicos por cada mil habitantes, que 50,000 colaboradores de la salud, de ellos 25,000 médicos, se encuentran cumpliendo misión en el extranjero, que más de 10,700 estudiantes extranjeros se forman en nuestras aulas y otras muchas cifras. También se recalca la vocación internacionalista del país.

Además, y ésta parece ser la razón principal del artículo, se refiere a las campañas difamatorias para desacreditar la labor de los médicos cubanos, así como a la actitud de algunos gremios y colegios médicos que los rechazan, más el continuado “robo de cerebros” para el ejercicio privado de la medicina. También se plantea la intención de mejorar las condiciones de trabajo y de vida de los médicos en Cuba, y hasta se anuncia la posibilidad de que aquéllos que abandonaron el país por diferentes causas, se puedan reincorporar al Sistema Nacional de Salud, garantizándoles su ubicación laboral en similares condiciones a las que tenían.

En realidad, sobre “cómo se garantizan los servicios de salud al pueblo y cómo mantienen su desarrollo” se dice muy poco, lo cual, por el título del artículo, debería haber sido su contenido principal. Tampoco se aclara que la mayoría de estos 50,000 colaboradores que prestan servicios en 68 países, son pagados por los gobiernos de estos países directamente al gobierno cubano, el cual se apropia del mayor por ciento del pago, entregando a estas personas sólo una reducida cantidad para sus gastos durante el cumplimiento de la misión, y otra también reducida al final de la misma, debiendo utilizarse bajo las estrictas condiciones establecidas por las autoridades. Como es conocido, lo que se recibe por el alquiler de profesionales a otros países y las remesas familiares constituyen las dos fuentes principales de ingreso de divisas que tiene actualmente el país. Tampoco se aclara que las condiciones en nuestros centros de salud, con excepción de los destinados a extranjeros y a las principales autoridades y a sus familiares cercanos, dejan bastante que desear, además de carecer de medios de todo tipo, reactivos, medicamentos y de otros insumos necesarios para prestar un buen servicio. A esto se agrega que, muchos de los que atienden a los pacientes en los Cuerpos de Guardia, son médicos recién graduados o estudiantes cubanos o extranjeros haciendo prácticas, quienes suplen a los profesionales con experiencia, que se encuentran prestando servicios en el extranjero. Tampoco se aclara que las condiciones en que deben trabajar los profesionales de la salud en Cuba y los bajos salarios que devengan, así como la imposibilidad de realizarse plenamente como tales y como ciudadanos, constituyen las causas principales de su éxodo masivo.

Resta agregar: es correcto que los gremios y los colegios médicos de algunos países que, a diferencia de los de Cuba, no son dependientes de sus gobiernos, defiendan los intereses de sus miembros y rechacen el intrusismo profesional; parece que el gobierno cubano, por el hecho de asegurar sus estudios, lo cual es su deber y lo hacen aún con mucha más calidad muchos gobiernos del mundo, considera a sus profesionales como de su propiedad, negando el derecho que tiene cada persona sobre cómo y dónde quiere vivir su vida; el incentivo que se ofrece para regresar -volver al punto de partida-, más bien parece una broma de mal gusto.

__________ Información de ESET NOD32 Antivirus, versión de la base de firmas de virus 10424 (20140916) __________

ESET NOD32 Antivirus ha comprobado este mensaje.

http://www.eset.com

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ausencia de una parte de la verdad

  1. jose dijo:

    estimado fernando ,concuerdo con tus comentarios y puedo dar fe de ellos por mi experiencia como trabajador de la salud por casi 20 anos en cuba,no era el miserable salario recibido ni las pesimas condiciones de trabajo lo que mas me afectaba sino el sentirme como un esclavo a merced de los caprichos del gobierno,me costo dios y ayuda poder emigrar pues te consideran una propiedad y al contrario de todas las naciones del mundo ellos deciden quienes salen o entran a su propio pais

  2. delarosa dijo:

    Llevamos mas de 55 años conociendo solo una parte de la verdad,otra cosa que me molesta es que hablan de mejorar las condiciones de los medicos,y que pasa con las madres o los padres de familia que no son medicos pero que se tienen que levantar a las 5 o 6 de la mañana para trabajar y mantener a su familia.yo trabaje como enfermero en el hospital Finlay de marianao y le puedo contar que del quinto piso hacia riba que es solo para militares y familiares era otro mundo,mejor comida,mejores camas,mejores medicamentos,sabanas,jabon,papel sanitario,todo el servicio de primera,hasta la enfermera jefa era escojida por su fisico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s