Otro número circense

Alrededor de la ceremonia de izar la bandera cubana en la Embajada de Cuba en Washington, las autoridades cubanas montaron todo un número circense, con payasos, ilusionistas y malabaristas, formando parte de una amplia delegación, que viajó a esa ciudad para participar en la función.

Allá se le unieron los norteamericanos amigos del gobierno, los cubanos emigrados “patriotas” y los “hermanos” latinoamericanos invitados a la misma. Como era de esperar, no podía faltar la algarabía patriotera con la utilización de las palabras victoria, independencia, libertad, soberanía y otras, que desde hace años componen el arsenal retórico de las autoridades de la Isla.

El discurso del canciller cubano, tan gris como él mismo, no pudo ser más repetitivo ni falto de originalidad y frescura. Como ya es habitual, anclado en el pasado, se dedicó a repetir la misma historia de siempre, exaltando el papel de los dirigentes históricos cubanos en el hecho y reduciendo el del Presidente de los Estados Unidos, en definitiva la figura principal del mismo.

Además, repitió los mismos planteamientos intolerantes sobre una posible apertura política y el respeto a las opiniones diferentes. Esperar lo contrario hubiera sido iluso.

A pesar del restablecimiento de las relaciones diplomáticas y de la apertura de las embajadas, será muy difícil que las autoridades cubanas abandonen sus concepciones totalitarias que, al menos en política, aunque no así en economía, les han dado algunos resultados. Continuarán aferradas a ellas hasta el fin de sus días, simplemente porque no saben ser de otra manera.

El espectáculo fue matizado con un performance del “pintor nacional”, retratándose con la bandera rojinegra del 26 de Julio frente a la Casa Blanca. Esa es su forma de alcanzar protagonismo, ya que si lo dejaran hablar, para entenderlo haría falta un intérprete. También hubo algunos números musicales, bailes y abundantes consignas.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Otro número circense

  1. Pingback: Otro número circense | Yusnaby Post

  2. Pingback: Otro número circense | Envios a Cuba

  3. delarosa dijo:

    Lo de la bandera con el 26 fue para mi el colmo de la ridicules y la idiotez.

  4. jose dijo:

    creo que falto el payaso principal hablando de la moringa y los quesos,el show hubiese sido perfecto

  5. Siempre es la misma demagogia. Cómo se han podido mantener durante más de medio siglo con un discurso vacio?. Algién lo sabe?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s