Cambiar el tema

Cuando se trata de hablar sobre los derechos humanos, nuestras autoridades obvian los treinta contenidos en la Declaración Universal de los mismos, y se extienden en ponderar la ayuda médica, educacional y de otro tipo que prestan en decenas de países en el mundo entero, así como la que ofrecen a extranjeros en nuestro país, sin aclarar que, en la mayoría de los casos, esta ayuda es pagada por estos países y por las personas que la reciben en Cuba. En realidad, más que ayuda, son servicios que se comercializan con muy buenos dividendos políticos y económicos para el gobierno. Cada cosa debe ser llamada por su nombre.

Ella, aunque respetable, no forma parte de los derechos humanos y, por lo tanto, no debería ser utilizada para evadir la responsabilidad por el irrespeto de los mismos para con los cubanos, ni aceptada por otros en los foros internacionales.

Desde el momento en que existen exclusiones dentro del país, en cuanto al ejercicio de los derechos políticos y ciudadanos, represión y golpìzas hay violación de los mismos. La libertad de opinión y de expresión, el no ser molestado a causa de las opiniones y el investigar y recibir informaciones y opiniones y difundirlas sin limitación de fronteras, se mantienen como asignaturas pendientes. También la libertad de reunión y de asociación pacíficas. Pueden citarse otras muchas.

Sobre estos derechos y todos los restantes es que hay que conversar y lograr, mediante el diálogo respetuoso y serio, su instauración en el país, así como su inclusión en la Constitución, sin “coletillas” que los desvirtúen, como sucede con algunos en la actual. Además, el Poder Judicial debiera velar y exigir porque sean respetados. Va siendo hora de comenzar a poner los puntos sobre las íes, y no continuar permitiendo que las autoridades cambien el tema a su conveniencia, si es que de verdad se quieren resolver los problemas.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Cambiar el tema

  1. elio coro dijo:

    Siempre estas claro en tus planteamientos.

  2. Antonio Domínguez dijo:

    Es notorio que el para los que gobiernan en Cuba las palabras tienen un significado muy propio, diferente al que aparece en el Diccionario de la Real Academia Española, y así es imposible dialogar con ellos con seriedad. Esa característica les ha dado muy buen resultado, pues les ha permitido escabullirse en los debates como lo hace un puerco ensebado (con s de sebo), al que resulta imposible retener o asir con firmeza.

  3. ganbo dijo:

    excelente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s