Pachanga cubana en Panamá

Los hechos violentos acaecidos en Panamá, donde los representantes del régimen cubano se despojaron de sus pieles de corderos y, en zafarrancho de combate, convertidos en una verdadera jauría de lobos, la emprendieron a ofensas y golpes contra los cubanos que piensan diferente, constituye una vergüenza nacional.

Las estrellas del bochornoso espectáculo fueron un escritor mediocre, un poeta asustadizo y un historiador de oratoria cantinflesca, devenidos enérgicos funcionarios estatales. Ver figuras de la cultura e intelectualidad rebajadas a simples “guapos de barrio” (algunas sin ninguna demostración de valentía en toda su vida), resulta humillante y risible. ¿Quién puede creer en lo que plantean en sus discursos de ocasión? El haber aceptado, por convicción o por cobardía, ponerse al frente de estos “mítines de repudio” y actos vandálicos, los reduce a lo que son: simples marionetas del régimen, quien los utiliza según sus necesidades políticas coyunturales, para después desecharlos. No son los primeros ni serán los últimos. Como dice un vecino mío con graves problemas gramaticales: “Parece mentira que gente “tan curta y apreparada” sea tan chusma”.

Sobre los restantes representantes de las organizaciones gubernamentales allí presentes, destacados en las agresiones verbales y físicas, es poco lo que hay que decir: simplemente repiten lo mismo que hacen aquí, formando parte de la comparsa bullanguera y gritona oficialista, la cual lo mismo se moviliza para un “mitin de repudio”, una golpiza, votar en elecciones falsas y asistir a desfiles y concentraciones a ritmo de pachanga.

Ni unos ni otros forman parte del pueblo de Varela, Del Monte, Luz y Caballero, Céspedes, Agramonte, Maceo, Gómez, Martí, Varona, Juan Gualberto, Villena, Echevarría y otros muchos cubanos dignos. Tal parece que la vergüenza y el civismo se encuentran en falta en Cuba.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Pachanga cubana en Panamá

  1. ruby dijo:

    asi son los cubanitos de castro,por un pedacito de pan,venden a sus madres,los comunistas dan pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s