El Hip – Hop en la mira

Continúan las denuncias en la prensa oficialista cubana sobre la subversión organizada por la USAID contra el régimen imperante en el país. Ahora le tocó al movimiento musical Hip – Hop. No voy a dedicar tiempo a si es cierta o no la trama novelesca dada a conocer por la agencia informativa estadounidense Thr Associate Press (AP), pues prefiero los capítulos de “Homeland”. Me detendré en algunas cuestiones no publicadas, que considero más importantes y que constituyen la génesis del problema.

Para nadie es un secreto que, en el mundo musical cubano, existen agrupaciones e intérpretes aupados por las autoridades, quienes disfrutan de privilegios económicos y de difusión, los denominados popularmente “oficialistas” Éstos, lo mismo participan en un mitin de repudio, que organizan el Festival de la Piña Colada en Ciego de Ávila, por sólo poner un ejemplo. Abundan y los vemos y oímos en muchas actividades políticas gubernamentales. En estos días estarán presentes, no para hacer más agradables la Nochebuena, la Navidad o el Año Nuevo, sino para celebrar el 56 aniversario del triunfo de la revolución. No recuerdo que durante la República, las agrupaciones musicales y los intérpretes respondieran al gobierno de turno o a los partidos políticos.

Existen también otros que, al tratar en sus obras los agudos problemas sociales que abundan en el país, son cuestionados por las autoridades, no disfrutan de privilegios y tienen que apañárselas para subsistir, principalmente en espacios “underground”. Han surgido y surgen, no porque la USAID los crea, sino como resultado de absurdas políticas gubernamentales mantenidas por cincuenta y seis años, que han destruido las vidas de miles de cubanos y al país, dejando a la juventud sin esperanzas de realización en su propia tierra.

Las agrupaciones musicales y los intérpretes contestatarios han existido y existen en todos los países, inclusive en los Estados Unidos, y no han sido creados por la USAID. Se les respeta y forman parte del mundo musical de los mismos con igualdad de derechos. Plantear que los sucesos de Serbia y de Ucrania fueron promovidos por la USAID, a través de agrupaciones de este tipo, además de risible constituye una falta de respeto a la inteligencia de los lectores.

¿Cuándo nuestras autoridades dejarán de echarle la culpa al “enemigo” de los problemas creados por ellas mismas? ¿Cuándo asumirán sus culpas?

Respetar las diferencias y las preferencias no se refiere solamente a las sexuales, sino también a las políticas, religiosas, musicales y otras muchas. Mientras no exista libertad plena para todos los cubanos, existirán agrupaciones musicales y de otro tipo contestarias. La culpa no es precisamente de la USAID.

 

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Hip – Hop en la mira

  1. elio coro dijo:

    Siempre me sentí enfermo en mi país Cuba porque no resisto vivir bajo la égida de un solo partido y de una familia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s