Epidemia de editoriales

Archivo

Hace unos días apareció el sexto editorial del periódico The New York Times, dedicado al tema de las relaciones entre los gobiernos cubano y norteamericano. Creo que nunca antes un país tan pequeño y, relativamente, poco importante, ha merecido tanta atención y, además, con una secuencia sostenida. Esto huele a extraños intereses en ambas orillas.

El editorialista que, sin lugar a dudas, debe recibir anualmente un salario de un número con cinco ceros, donde el número no será de los más bajos, debe sentirse realizado. Dicen, aunque no lo puedo afirmar, que estuvo por aquí buscando información oficial para sus trabajos. No sería de extrañar.

Echarle la culpa de todos los problemas al bloqueo (embargo) y hasta del éxodo de profesionales a la política del gobierno de los Estados Unidos, carece de originalidad, ya que no es más que repetir los mismos gastados argumentos del gobierno cubano durante casi cincuenta y seis años, para desentenderse de sus errores, fracasos económicos, planes aventureros, meteduras de pata, etcétera, que han traído como consecuencia la prolongada crisis política, económica y social que vive Cuba.

Es verdad que los artistas, deportistas, médicos y otros muchos profesionales abandonan el país, buscando mejores condiciones de vida, a la menor oportunidad. También lo hacen la mayoría de nuestros jóvenes. Pero esto no sucede sólo porque la política del gobierno norteamericano los incentive, sino por la terrible situación existente en su país, sin viviendas, con salarios de miseria -a pesar de los aumentos- y, lo peor, sin perspectivas reales de mejoramiento. La vida de cada ser humano es una sola, y no se puede desperdiciar creyendo en obsoletos discursos, que no se cansan de ofrecer futuro: lo realmente importante es el presente. Esto parece obviarlo el editorialista.

Además, si nos atenemos a la realidad, sólo una parte de las misiones médicas son gratuitas, ya que la mayoría son pagadas por los gobiernos que las reciben, constituyendo un jugoso negocio para las autoridades cubanas, quienes hasta las califican de mejores que las zafras azucareras, pues les aportan mayor cantidad de divisas. Entre el 60 y el 75 por ciento del monto de los salarios que pagan los gobiernos por los médicos, se quedan en manos del Estado, quien les sitúa como salario sólo la restante cuantía, y no precisamente en dinero constante y sonante, sino en derechos para adquirir una vivienda o bienes de consumo, a los elevados precios fijados por el Estado. Algo similar sucede con los artistas y deportistas.

De todas maneras, aunque muchos de estos profesionales abandonen el país, las autoridades cubanas nunca pierden, pues después de establecidos en otros países, comienzan a enviar remesas de dinero a sus familiares, los cuales las gastan mayoritariamente en los establecimientos estatales, donde los productos se venden a precios elevados, con el objetivo declarado de recaudar divisas.

Continuarán los editoriales y la prensa oficialista cubana seguirá reproduciéndolos, sin quitarles ni un punto ni una coma. Sería conveniente que los responsables de cambiar políticas, así como la opinión pública, tanto de fuera como de dentro, no se dejaran confundir. Nadie se opone a los cambios, y menos aún a que se restablezcan las relaciones normales entre los dos gobiernos, pero esto no puede realizarse de espaldas del pueblo cubano ni sin la participación real de éste.

 

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s