¿Realidad virtual?

Cuando oigo hablar a algunos dirigentes -y a muchos funcionarios repetir lo que ellos dicen- sobre los años republicanos, tengo la impresión de que el país de entonces era un gran desierto, sin sistemas de educación ni de salud pública, sin carreteras, acueductos, alcantarillados, vías férreas, electricidad, teléfonos, hospitales, escuelas, industrias, comercios, cines, teatros, etcétera y muchos otros etcéteras. ¿Será que nuestros pueblos y ciudades fueron una realidad virtual adelantada? Lo que vemos hoy, bastante deteriorado por cierto, ¿nunca existió antes del año 1959?

En realidad todo existió y, más aún, en buenas condiciones y en constante desarrollo. Sucede que, cuando no se tiene una obra importante que mostrar, debido a la acumulación de fracasos, negar la existencia de todo lo anterior, permite partir de cero: entonces, lo hecho, bueno o malo, constituye la única realidad. De eso es de lo que se ha querido convencer a las nuevas generaciones, que no conocieron los años republicanos. Nosotros entonces, cuando éramos jóvenes, sentíamos orgullo por nuestro país, respetábamos el himno, la bandera y el escudo, sabíamos que no todo era perfecto ni funcionaba bien, pero tratábamos de mejorarlo y, algo muy importante, no nos íbamos de Cuba. Hoy, las nuevas generaciones, sólo aspiran a emigrar a cualquier lugar del mundo y realizar sus proyectos de vida personal, perdidas las esperanzas de poder resolver los grandes problemas acumulados durante tantos años. Esta es una realidad y, por cierto, nada virtual. Recuerdo que, en la época republicana, se formó un gran escándalo, cuando un recluta de la Marina de Guerra estadounidense, en estado de embriaguez, profanó la estatua de José Martí en el Parque Central de La Habana. Hoy, algunos cubanos, utilizan el lugar y los portales de los edificios aledaños como urinario público, principalmente en horas de la noche, ante la indiferencia general. Quien quiera comprobarlo, sólo tiene que darse una vuelta por ellos en las primeras horas de la mañana. Realmente mucho se ha perdido, y no sólo en los aspectos materiales.

Cuando se corta la continuidad histórica y, por intereses políticos e ideológicos coyunturales, se tergiversa o se trata de borrar alguna de sus etapas, sucede lo que ha sucedido en Cuba: el país deja de interesar a la mayoría de los ciudadanos. Cada quien, entonces, crea su pequeña parcela particular, y se dedica a adaptarla a la satisfacción de sus necesidades y las de sus allegados, olvidándose del resto.

 

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Realidad virtual?

  1. elio coro dijo:

    Este análisis es perfecto,

  2. Joel dijo:

    Interesante artículo en el cual Fernando Damaso ha tocado un tema de suma importancia. Una vez que el actual régimen tomó las riendas de la nación, uno de sus principales objetivos fue controlar totalmente los medios de difusión masiva y quien controla y maneja la información, tiene el poder. Una vez que todos los medios de comunicación pasaron a manos del estado, fue entonces cuando comenzó todo un proceso de desmontar lo que hasta hace muy poco había sido una república en vías de desarrollo, que con sus defectos y virtudes se en caminaba hacia el progreso y la prosperidad, reescribieron la historia a su favor a través del adoctrinamiento, tanto en las escuelas como en centros laborales, de la manipulación, la omisión y la mentira. En ese proceso vino la satanización de todo lo que fuera el pasado republicano y el elogio y la alabanza de todo lo que hacía, aún con elementos construidos antes de 1959, el gobierno socialista. Los niños de la revolución, que hoy tienen 60 o más años y todos aquellos que nacimos bajo ese sistema, solo escuchábamos una sola versión, la oficial. De ahí que muchas personas creen, como yo también lo creí, que la plaza cívica José Martí (plaza de la revolución), así como el teatro Blanquita (Carlos Marx) y otras tantas edificaciones habían sido construidas por “la gloriosa revolución socialista”. Como también la gran mayoría de los hospitales, que hoy están en estado deplorables, fueron construidos antes de 1959. Una de las partes más bella y céntrica de La Habana, la barriada del Vedado, fue construida en la época republicana, así como el reparto de Miramar. Quizás pocos cubanos conozcan que antes de 1959 existían solo 6 provincias y que Isla de Pinos era un municipio de la capital. Y que a Marianao, uno de los municipios capitalinos más extensos de la época, hoy divido en tres, Lisa, Playa y Marianao, se le conocía como la ciudad que progresaba. Hoy ese distintivo lo lleva la ciudad estadounidense de Hialeah, donde radica una buena cantidad de cubanos y el 98 % de sus habitantes habla español. Las edificaciones, principalmente viviendas, que han sido bien pocas si tomamos en cuenta que el actual proceso lleva ya el mismo tiempo que duró la República, hechas después de 1959, ademas de ser estéticamente horribles, son de una calidad pésima, al extremo que la gran mayoría están en franco deterioro debido a filtraciones y malas ejecuciones constructivas, mientras la gran mayoría construidas en el período de 1902-1958, aún se mantienen en un estado mucho mejor, afectadas lógicamente por la falta de mantenimiento. Tengo mucha fe y esperanza que una vez superado la etapa actual, los cubanos tomaremos nuevamente el rumbo del progreso y la prosperidad.

  3. Dearthur dijo:

    Muy bueno el artículo. Las personas en Cuba Antes no emigraban y había muchos que nacían en el campo y allí pasaban toda la vida porque se sentian bién. Ahora todo ha cambiado para peor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s