De nuevo las banderitas

El bobo de Abela

Llegué a pensar que las banderitas impresas en tela o papel, que todos agitaban rítmicamente durante los actos semanales municipales de la batalla de ideas, recordando al bobo de Abela, habían pasado al olvido junto con ella.

Sin embargo, ahora reaparecen en manos de los profesionales de la salud que, enfundados en sus batas blancas de estreno, viajan para enfrentar, junto a los de otros países, al ébola en el continente africano.

En primer lugar, pienso que viajar vistiendo una bata blanca y con una banderita en las manos, además de incómodo, resulta sumamente folclórico, aunque todo parece más formar parte del montaje escenográfico propagandístico, que de la misión en sí.

En esta batalla contra el ébola, los enviados por los diferentes países viajan vestidos como ciudadanos normales, pues no necesitan disfrazarse de profesionales de la salud para que los consideren como tales: el hábito no hace al monje. Todos, en definitiva, de una u otra manera, para tratar a sus pacientes deberán dejar las batas y utilizar los trajes de protección asignados para ello. Una comentarista de la televisión, estableciendo comparaciones, señalaba que los Estados Unidos habían enviado tres mil militares, desconociendo que en este país este tipo de emergencias se enfrentan por las unidades médico-sanitarias militares existentes, debido a su preparación altamente especializada para enfrentar esta clase de situaciones, sin tener que utilizar personal del sistema de salud nacional. Algo similar sucede con otros países. Antes de emitir opiniones, es conveniente informarse previamente.

Los especialistas cubanos, si le hacemos caso a la prensa oficialista, parecen constituir la principal fuerza para enfrentar el ébola, aunque en realidad no es así: forman parte de miles de especialistas de muchos países. Lo que sucede es que nuestros medios, como siempre, obvian a los demás. Esto no disminuye en nada sus méritos, pero sería conveniente dejar el chovinismo a un lado y no pretender sacar ganancia política de la desgracia ajena.

Además, considerar héroes a quienes sólo desde hace unos días han comenzado a enfrentarse con algún enfermo de ébola, resulta extemporáneo. Es verdad que, actualmente, el uso y abuso de la palabrita ha mermado su respetabilidad, así como ha hecho que pierda el valor que en algún momento tuvo. Hoy, en nuestro país, el calificativo de héroe se utiliza bastante festinadamente.

 

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a De nuevo las banderitas

  1. laguerrillera dijo:

    creo que los medicos cubanos del regimen castrista solo sirven para pedir limosna,dan pena.

  2. Joel dijo:

    Muy buen artículo de Damaso. En primer lugar quiero expresar mis respetos por la labor tan peligrosa, incluso para sus propias vidas, que están realizando estos profesionales cubanos de la salud. Aunque muchos, ya sea por ignorancia o desconocimiento; por adoctrinamiento o propaganda, o simplemente por puras convicciones, defiendan el envío de estos galenos cubanos a tierras Africanas a combatir el mortal virus del ébola, alegando el motivo puramente humanitario, generoso y desinteresado, hay que decir que desafortunadamente no es tan así como lo quieren pintar y como trata de hacerlo ver el régimen cubano. No se puede hablar de gestos “generosos y desinteresados”, cuando sabemos que el único empleador autorizado en la isla para todos los profesionales de la salud, es el estado totalitario, que le paga un salario miserable el cual no alcanza prácticamente para nada. Muchos de estos galenos carecen de elementos básicos para vivir, como viviendas, artículos electrodomésticos y de primera necesidad. Una gran mayoría, y digo una gran mayoría para no generalizar, acepta éstas misiones con la gran esperanza de alcanzar lo que en la isla no podrán jamás obtener con el fruto de su trabajo honrado, así como la oportunidad de poder darse una vueltecita al extranjero y conocer algo diferente a lo que han vivido toda su vida, o quizás poderse comprar un auto. Hay algunos, no sé si serán los menos o los muchos, que anhelan saltar y quedarse en otras tierras en busca de un futuro mejor. Cuando se trata de lidiar con el régimen Castro-comunista no se puede esperar transparencia porque la historia ha demostrado que ellos son unos manipuladores y tergiversadores de la verdad. No cabe la menor duda que todo éste espectáculo con los colaboradores cubanos es pura propaganda política que sumado a los sendos editoriales de The New York Time, busca favorecer el levantamiento del embargo y lavar la imagen de una dictadura cruel y represiva que trata a sus profesionales como mano de obra esclava, enviándoles a misiones suicidas a cambio de migajas mientras el régimen se queda con millones de dólares a costa del sacrificio de éstas nobles personas.

  3. agaper dijo:

    Fernando. Que ignorante me has salido. Aqui hay algo que no cuadra: Resulta que hasta Kerry reconoce el el aporte de Cuba en la lucha contra el ebola con el envio de 500 profesionales de la salud. Tambien la ONU y la OMS lo han hecho. Hasta el New York Times !!! Pero eso, pèara usted no es real. Son medicos folkloricos!!!!! Ah, los USA si que han contribuido, xk mandaron 3000 soldados que, segun Ud, son medicos soldados o soldados medicos, xk en USA, los soldados son medicos o los medicos son soldados. No se entiende muy bien!!! Ahora bien, si eso que Ud dice es cierto, entonces hay un algo raro en las declaraciones del General USA en Italia cuando dice que: Los militares USA, del contingente de 3000 militares, que regresan de Africa y que pasan una cuarentena en Italia, no representan en si un peligro para la salud publica italiana xk ellos no estuvieron jamas en contacto con enfermos de ebola, ya que solo se dedican a labores de logistica y apoyo a los gobiernos de los paises implicados en casos de ebola!!! O el general USA miente al pueblo italiano o usted es un suoino ignorante!!!!!!

    • Joel dijo:

      Con el mayor respeto voy a tomarme el atrevimiento de responder por el señor Fernando Damaso. Señor agaper en primer lugar no creo que sea necesario usar palabras ofensivas y descalificatorias para que Ud. con todo el derecho que tiene, exprese su opinión. El autor de éste artículo no las usa y escribe aquí reflejando su criterio sin ofender a nadie, lo hace con argumentos y no con palabras despectivas ni peyorativas. Es cierto que el secretario de estado, John Kerry, ha elogiado el envío de personal médico cubano a combatir el ébola, supongo que lo haga desde la perspectiva humanitaria, y también debo suponer que desconozca bajo que acuerdos fueron enviados los galenos cubanos. Algo debe de estar cocinandose entre el régimen cubano y el gobierno norteamericano, algo que aún desconocemos. En cuanto a los editoriales del NYT, no me sorprende para nada porque se sabe que ese diario estadounidense es de izquierda y no me cabe la menor duda que por allá adentro deben haber algunas Anabelen Montes moviendo los hilos para limpiar la imagen de la dictadura comunista cubana ante la opinión pública norteamericana e internacional, además que están persiguiendo el objetivo de levantar el embargo. La ONU y la OMS agradecen cualquier ayuda de donde provenga porque la necesitan. También desconocemos bajo que acuerdos, entre esas organizaciones y el régimen Castro-comunista, enviaron a los médicos cubanos. Estuve leyendo sobre la noticia de los soldados estadounidenses que fueron enviados a una base de EEUU en Italia y no veo por ningún lado las declaraciones del general que menciona afirmando que la permanencia de dichos soldados no representen una amenaza para la sociedad italiana, ni que estos soldados hayan tenido o no contacto directo con el ébola. Sin embargo lo que si aclarar la información es que ninguno de ellos muestra síntomas del mortal virus. Si fuera Ud. tan amable y decirme dónde lo leyó, se lo agradecería muchísimo. Una parte de los miembros del ejército norteamericano que está en África ayudando a combatir el ébola, ciertamente son personas que están altamente calificados y especializados en varias ramas y le están dando apoyo logístico a las autoridades sanitarias de los países afectados y construyendo hospitales y centros médicos para atender a los enfermos de ébola. Es válido señalar que además de soldados, también hay médicos estadounidenses combatiendo el mortal virus en África. Dos de ellos se infectaron y fueron traídos a EEUU para ser atendidos. Y gracias a Dios ya se recuperaron.

  4. Kanirbis Kanortepedes dijo:

    Está muy bueno eso de que dejense ya de hacer política con la desgracia ajena. Algo así pasó cuando el ciclón Katrina, como se sabía que los Estados Unidos no necesitaban ayuda se la ofrecieron y como era de espersar ,ellos no permitieron que se hiciera política con su desgracia y rechazaron la ayuda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s