¿Regresa el inmovilismo?

Archivo

Durante años, el inmovilismo fue una constante del socialismo a la cubana, al igual que lo fue del socialismo en la Europa del Este. A partir del año 2006, con el cambio de timonel, pareció que el país iba a despertar de su largo letargo y comenzar a moverse, aunque tal vez demasiado lentamente para el gusto de la mayoría. Comenzaron a darse algunos tímidos pasos, pero fueron suficientes para crear alguna esperanza de que, al fin, comenzaríamos a andar por el camino correcto, dejando atrás años de experimentos fallidos y de constante improvisación política, económica y social.

Se inició un proceso de eliminación de prohibiciones absurdas que agradó a todos, aunque se sabía que los bolsillos no iban a ser suficientes para disfrutar de algunas como viajar, hospedarse en un hotel o comprarse un carro o una vivienda. También parecía que la economía iba a comenzar a despegar, los salarios y las jubilaciones mejorarían e íbamos a comenzar a vivir como personas normales. Se realizaron congresos y conferencias donde se discutieron y aprobaron planes a corto, mediano y largo plazo que, según sus creadores, iban a permitir andar seguros por el camino del desarrollo, sin apresuramientos pero sin pausas.

Han pasado algunos años y el panorama ha cambiado muy poco: la agricultura continúa siendo incapaz de satisfacer la demanda de alimentos a precios accesibles para la mayoría de los ciudadanos, la ganadería sigue estancada, la producción de leche no satisface, ni con mucho, la demanda nacional, escasean los productos industriales elementales, los servicios de salud y de educación cada día están peor, la falta de higiene se ha generalizado, la situación epidemiológica es preocupante, las calles y aceras se mantienen rotas y sin reparar, las edificaciones se derrumban y no se construyen nuevas viviendas, los comercios están deteriorados, desabastecidos y el mal trato es común. La lista de problemas pudiera ser infinita, agregándose a ella, además, la corrupción imperante, el desvío de recursos, el robo, la violencia social y la indisciplina generalizada. Parece que lo realizado hasta ahora resulta insuficiente, o que lo hecho no resuelve los problemas. Puede que, sin darnos cuenta, se esté cayendo de nuevo en el inmovilismo.

Es verdad que es injusto poseer tierras sin trabajarlas ni que produzcan, pero también es injusto trabajarlas y hacerlas producir y no ser dueños de ellas. Igual sucede con los locales de los comercios, que se entregan en usufructo a cooperativas no agropecuarias o particulares. Después que el Estado, mediante intervenciones, se apoderó de ellos cuando estaban en buenas condiciones y los dejó destruir, ahora pretende que los particulares los reparen, pero manteniendo él la propiedad sobre los mismos.

Estamos ante una realidad: mientras el Estado, quien durante cincuenta y seis años ha demostrado su analfabetismo económico y su incapacidad para hacer producir la agricultura, la ganadería y la industria, así como para hacer funcionar con calidad los comercios y los servicios, continúe empeñado en mantenerse como dueño absoluto de todo en nombre del pueblo -ese ente genérico-, y no permita a los cubanos reales el ejercicio de la verdadera propiedad privada, nada funcionará.

 

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s