Un plato mal aderezado

Cada cierto tiempo las autoridades cubanas montan el espectáculo de la subversión externa contra el régimen. Como si se tratara de un plato especial, éste se adereza con una declaración de prensa de una funcionaria de segunda o tercera categoría, artículos sobre el tema de algunos periodistas oficialistas, una mesa redonda con enérgicos participantes, la anécdota sobre un presunto hecho acontecido en un espacio cultural y las declaraciones sobre su actuación como doble agente, de un personaje adicto a los medios.

Sucede que, a pesar de los actos políticos en que participa, gran parte de la juventud cubana no cree en el proyecto político, económico y social vigente y, por todos los medios, trata de abandonar el país y llevar a cabo su proyecto de vida en otras tierras. Si no fueran suficientes las constantes deserciones de deportistas, artistas y profesionales, así como las salidas ilegales en embarcaciones, balsas y otros medios de cientos de cubanos, bastaría con conversar honestamente con los jóvenes en cualquier barrio de nuestros pueblos y ciudades, para conocer realmente cómo piensan. Aquí la doble moral está bien enraizada, tanto como el marabú, y no hay que darle mucho crédito a lo que se dice en una asamblea o en un acto de masas, o ante un micrófono o una cámara. En esos momentos, la mayoría de los jóvenes y de los no tan jóvenes, expresan lo que saben que las autoridades desean oír, para no buscarse problemas.

La solución no son los platos especiales cada cierto tiempo, sino la adopción de medidas profundas que resuelvan la crítica situación actual y ofrezcan, más que un demasiado dilatado futuro, un presente próspero y digno.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Un plato mal aderezado

  1. Joel dijo:

    Estimado Fernando, esos espectáculos que cada cierto tiempo “preparan” las autoridades cubanas, que bien pueden ser de subversión externa o interna, los cuales convierten en shows mediáticos, cargados generalmente de consignas patrióticas, de grandes mitines, de horas enteras de televisión o radio dedicadas a estos menesteres, son parte inherente del sistema socio-politico vigente en la isla hace más de medio siglo y de la naturaleza totalitaria y represiva del régimen cubano. Es una estrategia muy bien concebida y planificada para entre otras cosas mantener a los ciudadanos entretenidos, y debido a la desinformación a la que éstos son sometidos, poderlos manipular emocionalmente con facilidad y darle la impresión que la patria está en constante peligro de ataque. Los ejemplos sobran. Tal fue el caso del niño Elian Gonzalez, ahora más reciente y con plena vigencia está el de los cinco espías, etc.
    Mientras en Cuba continúe ese régimen dictatorial gobernado por ese funesto y maquiavélico clan familiar que han destruido a nuestra isla, ese tipo de estrategia seguirá vigente porque es además una forma de continuar en el poder indefinidamente.

  2. Leonel dijo:

    Si fer como escribes el gobierno como unico totalitario y dueño hegemonico de la TV y prensa escrita siempre esta llenando ideologicament a nuestro pueblo, que x no buscarse problema supuestamente siempre apoya al regimen pero la gran la gran verdad si fueran tan fidelista marxista y leninista no buscaran la forma de salir del pais a riesgo de sus propias vidas y de sus hijos es la doble moral que se vive en estos tiempos y el regimen ok que lo sabe pero esta tranquilo x que en cuba no se vive como en otros paises las manifestaciones, bloqueos de avenidas tomas de secretarias como tienen el control y la cupula militar viven como grandes magnates tienen al toro cogido x los cuernos y se rien del pueblo pidiendole mas esfuerzo y consagracion al trabajo para llenarse a un mas sus bolsillos y darse la gran vida como un gran empresario capitalista el pueblo y los partidos opositores deben unirse para de una vez sacar este cancer de raiz y por toda una vez de nuestra patria

  3. Pingback: Un plato mal aderezado | Bitácoras Cubanas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s