La desmesura

Foto Rebeca

Los cubanos, por lo regular, nos quedamos cortos en las cuestiones económicas y nos pasamos en las de política. Por lo menos, así ha sucedido en los últimos cincuenta y seis años. Nos hemos movido entre los defectos y los excesos, sin encontrar el justo medio, que tanto bien hace a los pueblos y a las naciones. En estos días, parece haberse desatado la desmesura.

Primero fue la celebración del 61 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. Por las actividades programadas, las horas de radio y televisión dedicadas al hecho y las toneladas de papel y tinta gastados, parece que ese acto cambió totalmente la historia de la humanidad, sólo que, hasta hoy, ella no se ha dado cuenta.

Resulta que los conciertos del cantautor Silvio Rodríguez por los barrios, que le obligaron hasta a decir que, antes de darlos, desconocía lo mal (utilizó otra palabra más fuerte) que estaban los cubanos, constituyen una epopeya, según una conocida y culta conductora de televisión. El paseo turístico del verano que realizan una veintena de jóvenes desde Sabaneta en Guantánamo hasta Miraflores en Ciego de Ávila, simple coincidencia de nombres con los de dos lugares de Venezuela, rememorando la última campaña electoral del difunto presidente bolivariano, forma parte de una campaña admirable. Las victorias del equipo de béisbol cubano, reforzado con profesionales, que enfrentó al equipo de universitarios norteamericanos, constituyen una hazaña y un regalo a los aficionados, que borra la barrida sufrida el año anterior por el equipo cubano a manos del norteamericano. Las medallas de plata y de bronce que nuestros atletas obtienen, valen tanto como las de oro y hasta brillan más que ellas, porque se logran con el corazón. Parece que los atletas de los otros países se quitan el corazón para competir. Existen hasta muertos que siguen cumpliendo años después de muertos, porque son eternos, cuando lo lógico es que, simplemente, se recuerde la fecha del nacimiento, porque años no cumplen ni uno más. Las producciones de una fábrica o de una granja, que en cualquier país normal no son noticias, aquí constituyen proezas laborales. Pudiera también agregarse que nuestros niños son los más felices del mundo, nuestras mujeres las más emancipadas y nuestros ciudadanos los que disfrutan de los mejores sistemas de salud y de educación, así como de la más justa seguridad social. La lista pudiera hacerse interminable.

Adjetivar en demasía se ha hecho un mal hábito cotidiano. Lo hacen los conductores de programas de radio y televisión, los periodistas, los artistas, los políticos y hasta los dirigentes. La triste realidad hay que enmascararla con palabras altisonantes. El problema es que de la desmesura al ridículo no hay más que un paso.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a La desmesura

  1. REVAL dijo:

    Ya que no hay comida… de algo hay que alimentar el ego.

  2. Leonel dijo:

    Nada de esto asombra xq desde q llegaron al poder esto a sido su modo operandi y seguimos aguantando y diciendo patria o muerte participando en todos sus asquerosos actos politicos

  3. dhaniel dijo:

    Sabio, muy sabio su post.
    Es increíble cuanto el Megalómano Castro en su afán de dominar y gobernar le ha hecho pensar al pueblo cubano que Cuba es el ombligo del mundo. Si bien es aún más increíble que haya tanto cubano dentro y fuera del país que todavía se lo crea.

  4. Theresa dijo:

    Muy bueno su articulo, me gusto el primer parrafo donde dice ” Los cubanos, por lo regular, nos quedamos cortos en las cuestiones económicas y nos pasamos en las de política” …cuanta razon! porque siempre ha sido asi…

  5. Kanirbis Kanortepedes dijo:

    En la lista interminable está “La biotecnología y sus grandes logros” , “Los trabajadores socialess”, “La federación de Mujeres Cubanas” , “El riego microyet ” La Moringa y la Olla arrocera.

  6. Joel dijo:

    Los estados totalitarios se alimentan de varios factores, principalmente de un exceso de nacionalismo, llamando a las masas a una lucha incesante contra un enemigo externo y otro interno, generalmente fantasma, esperando siempre una invasión que nunca llega. Por lo general reescriben la historia, cambian, borran, anulan o simplemente ignoran datos y hechos históricos que enaltecen a quienes gobiernan el estado totalitario y represivo hasta casi convertirlos en seres supremos y dioses a los que hay que adorar y alabar, tal es así que una característica inherente a ese tipo de gobernante es el culto obligado a su personalidad. Y de un plumazo borran los factores positivos que dejaron sus antecesores, señalando con impertinente persistencia solamente los aspectos negativos para darle la sensación a los gobernados que con con “ellos” siempre estarán mucho mejor. El adoctrinamiento, la constante propaganda política e ideológica en todos los medios de comunicación son un arma efectiva para mantener el control absoluto sobre la sociedad. Es por todo ello que un simple concierto, la celebración de un hecho histórico intrascendental, un torneo deportivo, el aniversario del natalicio o la muerte de una figura aliada y afín a la ideología y sinnúmero de etc, se convierten en epopeyas, en grandes y heroicas hazañas que deben ser celebradas con gritos, consignas, mitines, marchas y con algarabía por el pueblo, y quienes osen no acatar lo establecido por el régimen o simplemente tengan una visión diferente, caerá sobre ellos la mano pesada de un estado totalitario, controlador y represivo hasta convertirlas en no personas, en simple basura y escoria de las cuales hay que deshacerse. Esa es la triste realidad de la Cuba de hoy.

  7. John Restrepo dijo:

    excelente descripcion de la realidad mantal cubana

  8. John Restrepo dijo:

    mental

  9. Joel dijo:

    La pregunta lógica hacerse aquí sería: Si el socialismo tropical cubano es tan bueno, tan maravilloso y tiene tantas bondades, entonces por qué diablos las personas escapan y huyen de Cuba a como de lugar, arriesgando incluso sus vidas. Aún con la ley de ajuste, que es la causa principal que esgrime el régimen y sus simpatizantes, para que los cubanos emigren hacia EEUU; habría que ser muy tonto e ingrato para dejar a un lado el “mar de felicidad” que le ofrece el gobierno revolucionario a sus ciudadanos con su maravilloso sistema de igualdad y arrojarse a manos del malvado, cruel y explotador imperio que tenemos a noventa millas de nuestras costas. Ni con mil leyes deberian tentarnos a abandonar nuestra panacea tropical si realmente fuera tan buena y maravillosa como la pinta la propaganda del régimen. Pero la realidad habla por sí sola.

  10. Pingback: La desmesura | Bitácoras Cubanas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s