Una conclusión hilarante

Trabajo de Rebeca

Una joven periodista cubana acaba de publicar un artículo, en el denominado diario de la juventud, bajo el llamativo título de Los niños más felices del mundo. En él recuerda su infancia con muñecas viejas medio calvas, utilizadas anteriormente por sus hermanas mayores, los juguetes de afuera regalados por un vecino, cuando dejó de ser niño, los muñequitos soviéticos, los apagones diarios y las noches oscuras y otras muchas carencias. Al final llega a la conclusión de que nací en este país, un lugar donde los niños lo tienen todo para ser los más felices del mundo.

No sé si el artículo es una ironía solapada, o la periodista practica el masoquismo desde su más tierna infancia. La conclusión a la que llega carece de evidencias. Puede que, para ella, éste sea su concepto de la felicidad, pero generalizarlo a los demás, repite una mala costumbre de los cubanos demasiado utilizada: el mejor béisbol, el mejor boxeo, la mejor educación, la mejor salud, los más valientes, etcétera, algo bastante ajeno a la realidad.

Con este criterio, debemos aceptar también que somos el pueblo más feliz del mundo, aunque más del ochenta por ciento de nuestras viviendas estén en mal estado y muchas familias vivan en albergues inadecuados e insalubres, las calles y aceras sean intransitables, las aguas albañales proliferen en los barrios, el agua potable escasee, la higiene pública brille por su ausencia, los sistemas de salud y de educación sean deficientes, prolifere la indisciplina social y la violencia callejera, se cobren salarios y jubilaciones de miseria, se paguen precios exorbitantes por los artículos de consumo, el transporte público sea caótico, la producción no crezca y el país, cada día, retroceda más, además de vivir sin acceso a Internet y con las libertades ciudadanas conculcadas.

Hay que ser cuidadosos con lo que se escribe y se publica y, además, un poco más responsables. Aceptar las miserias y las carencias como una forma normal de vida sin luchar contra ellas, no ayuda a eliminarlas. Una cosa es repetir consignas y otra peor olvidarse de la objetividad para rellenar cuartillas. ¡Bueno es lo bueno, pero no lo demasiado!

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Una conclusión hilarante

  1. Joel dijo:

    Acabo de leer el articulo de Glenda Boza Ibarra y tengo que confesar que me parecio bastante alucinante. De hecho parece estar describiendo la realidad de otro pais, menos la de Cuba. Ella asegura categoricamente que los infantes son una prioridad en Cuba. Y yo me pregunto: Sabra esta periodista tan parcializada,que obviamente busca congraciarse con los dirigentes de Juventud Rebelde afirmando semejante barrabasadas, que a los 7 años de edad un niño cubano ya no tiene derecho a la leche que se le vende de forma subvencionada?? Que sus padres o quizas su madre soltera con su misero salario tiene que agenciarsela para poder conseguirle un vaso de leche en cuc, moneda en la cual seguramente no le pagan? Habra hecho ella alguna encuesta por cuenta proia, cosa que dudo mucho, para asegurar que los niños cubanos son felices a pesar de todas las carencias, necesidades y viisitudes por la que tienen que atravesar diariamente? O sera que el adoctrinamiento al que ha sido sometida desde su infancia, al igual que todos los infantes de la isla, no le permiten ver todavia la realidad, a pesar de sus casi 30 años de edad!!?? Lo menos que tienen los niños en Cuba es un futuro seguro, por eso mientras ellos mataperrean en las calles, sus padres estan pensando en como largarse del infierno comunista para poderle proporcionar un futuro mejor.

  2. Theresa dijo:

    Muy bueno el articulo de Fernando y tambien el comentario de Joel, les confieso que senti curiosidad y empece a leer el escrito de la periodista (motivada por las opiniones de ustedes) , pero no pude terminarlo de leer, le di Esc de inmediato,…..saludos,

    • Joel dijo:

      Hola Theresa. Le confieso que a mi tambien me provoco nauseas cuando lei el articulo pero tuve que terminarlo para tener una idea completa sobre lo que hablaba esta periodista, ademas necesitaba una base completa en que basar mi comentario Me encanta este Blog del señor Damaso porque es una persona muy objetiva, realista y con gran experiencias y conocimiento, por lo menos tuvo el privilegio que yo no tuve, conocio la Cuba republicana y tiene una base y puntos de comparacion. Mis felicitaciones para el. Y gracias a Ud. por sus palabras y un caluroso saludo, esperando muy pronto que tengamos una Cuba prospera y con libertad para todos los cubanos.

  3. Pingback: Una conclusión hilarante | Bitácoras Cubanas

  4. Kanirbis Kanortepedes dijo:

    Muy bueno lo de “ironía solapada o masoquismo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s