Marginalidad

Foto Rebeca

El tema de la pérdida de valores, la mala educación, las faltas de respeto, el lenguaje grosero y vulgar, la violencia callejera y la falta de disciplina social, mantiene su actualidad en nuestra depauperada sociedad.

Los llamados de las autoridades, aunque bastante tardíos, a revertir esta situación siguen ocupando espacios en los medios de comunicación oficialistas, pero parece que no logran calar en la población, pues la situación en lugar de mejorar tiende a continuar deteriorándose. Para comprobarlo sólo basta con desandar algún día de la semana cualquier barrio y recorrer sus calles: gritos estentóreos de acera a acera, palabras groseras y obscenidades conviven con personas mal vestidas, la suciedad y el deterioro ambiental.

Hay quienes argumentan que una cosa no tiene nada que ver con la otra, pero parece no ser exactamente así, porque el medio, por lo regular, hace a las personas, aunque, como en toda regla, existan excepciones. Cuando la vulgaridad se confunde con la modernidad y se convierte en costumbre, es muy difícil de erradicar.

Una educación deficiente, tanto en el seno de las familias disgregadas como de la escuela durante años, más una cultura oficial de intolerancia y violencia, generalizada y aplaudida por la mayoría de los ciudadanos, ayudaron al establecimiento y consolidación de tantos males.

Hoy nos preocupan, pero la preocupación ha llegado con bastante retraso: se necesitarán muchos años de convivencia pacífica, de civismo ciudadano y de educación familiar y escolar para lograr algún resultado. Además, para ello será imprescindible la existencia de una sociedad verdaderamente democrática, donde se respeten los deberes y derechos de los ciudadanos.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Marginalidad

  1. Joel dijo:

    Muy bueno el tema que ha tocado en esta ocasion Fernando. Este fenomeno que esta ocurriendo hace mucho tiempo en la Cuba actual, es una prueba fehaciente del falso mito de la supuesta superioridad educacional que recibimos los cubanos y que el regimen de la isla ha pretendido venderle, no solo al mundo, sino a los propios ciudadanos de a pie. Una vez mas se muestra que lo que menos se recibe en la escuelas cubanas es educacion y lo que realmente se imparte es mucho adoctrinamiento. Actualmente tengo 40 años y jamas recuerdo haber recibido una clase que tratara los aspecto de civica-moral que hablara de los valores, del respeto, de la tolerancia, etc. Todo lo contrario, el concepto que nos inculcaban era la intolerancia hacia el que opinaba politicamente diferente a la linea oficial, hasta el punto de usar violencia si fuera necesario, muestra de ello son los actos de repudio y las brigadas de respuesta rapidas. El propio sistema en si, incita a la chusmeria, a la vulgaridad y a la ley del mas fuerte, aunque de boca para afuera las autoridades prediquen lo contrario. La creacion de maestros a granel, sin preparacion ni base; conocidos popularmente como maestros emergentes, los cuales eran adolescentes salidos apenas de la secundaria, con un promedio escolar que dejaba mucho que desear, y con costumbres y habitos igualmente vulgares y actitudes chusmas, contribuian a la mal formacion de los estudiantes. Las carencias materiales, la desesperanza, la falta de un futuro mejor, la desidia, el desinteres, la falta de estimulos de todo tipo, la idea de abandonar la isla en busca de un futuro mejor y un sin numero de etc, son parte de las causas que han sumido a la sociedad cubana en general en un ambiente donde prima la vulgaridad, la falta de respeto, la indisciplina social, la chusmeria al por mayor, el salvese quien pueda,etc. Y lo peor de todo es que al gobierno poco le importa este fenomeno que ellos mismo han ayudado a crear.. Mientras se mantenga el actual regimen y el mismo sistema que impera en Cuba hace mas de medio siglo, muy poco o nada cambiara. Esa es la triste realidad.
    en detrimento

  2. Kanirbis Kanortepedes dijo:

    En la marginalidad en Cuba influyen diferentes causas :
    La influencia en ella de la educación de la familia , lo que se le llama también educación de cuna.Los padres aquí juegan un papel importante en trasmitir a sus hijos los valores morales de la sociedad.Esto puede verse afectado también por la situación socioeconómica que transita el país.Con la ciada del campo socialista , Cuba se ve inmersa repentinamente en una profunda crisis económica ,que significa restricciones extremas de todo tipo para sus habitantes.Las personas con una mayor visión del futuro que se les venía encima desidieron emigrar por cualquier via y por lo general estas personas eran las de más posibilidades dentro de la sociedad, por lo que , lo que va quedando dentro de la isla son los grupos sociales de menos posibilidades .Aquí juega su papel de insidencia en la marginidad,´la dualidad monetaria que se implantó a inicios de los 90´y la apertura de los negocios estatales en divisa.Las personas sin acceso a la divisa (sin familias en el extranjero) para poder comprar en estas tiendas tienen que comprar la divisa con la moneda nacional ,pero como no ganan lo suficiente para comprar las caras divisa entonces tienen que delinquir ,o aumentar su delincuencia .Esto puede ser robándole al estado, robándole al vecino, estafando al estadao ,estafando al vecino y hasta organizando bandas de delincuentes .Toda esa situación sostenida durante mas de 2 décadas es lo que ha dado al traste con los valores morales de la sociedad cubana y ha generalizado la corrupción que ya es cosa normal no sólo a niveles marginales sino en instituciones oficiales como la Policia ,los hoteles , hospitales , empresas de todo tipo ect,ect.
    La marginalidad ha existido siempre en la mayoría de los paises pero en muchos de ellos se ha logradao controlar de forma tal que no salte a las esferas institucionales sosteniendo una economía fuerte que dé posibilidades de empleo bién remunerado a los ciudadanos.En el caso de Cuba la económia se ha debilitado mucho y es por eso que reina por todas partes la corrupción.
    No se debe culpar a una ideología ni a otra el caso de la marginidad es fundamentalmente una consecuencia de malas políticas económicas disenadas por gobernantes incapaces.

  3. elio coro dijo:

    Esa situación se palpa rápidamente por el cubano que regresa de visita después de algunos años.
    Resulta altamente chocante, es triste, es como vivir de pronto en el pueblo imaginario de la película cubana Melaza.

  4. elio coro dijo:

    Quisiera preguntar a la diáspora cubana si experimentan algo parecido a lo que me pasa. Resulta que llevo viviendo fuera de Cuba casi un cuarto de siglo, siempre vivía entre Centro Habana y Habana vieja, entre edificios y solares insalubres y muchas veces esa sensación me acompaña en los sueños por no decir pesadillas. De pronto me veo perdido por Centro Habana, me persiguen grupos armados de cuchillos, mal vestidos, todo es oscuro, las calles desbaratadas, los edificios derrumbados, siempre corro para defenderme, no se que hago allí, no se que como llegue, no encuentro mi pasaporte americano, me registran en el aeropuerto, gente muy sucia, me quitan el dinero en dólares.
    En general esa es la trama de mis sueños, con algunas variantes y lo mas interesante es que se lo he comunicado a otros cubanos y se manifiestan igual, o sea que no soy yo solo, gracias a Dios.
    Mi ultimo viaje fue hace como 8 años y me sentí al igual que en las pesadillas, todo sucio, todo era basura, moscas cucarachas, doble moral, doble cara, registros, armas largas, baños de espanto.
    Creo que no vuelvo mas, a pesar de profunda raíces que deje allá.

    • sergio betancourt dijo:

      Sientes que estas perdido, te persiguen grupos armados de cuchillos, mal vestidos, todo oscuro……… “Y has ido a ver al Psiquiatra”?.

    • Joel dijo:

      Hola Elio. No creo que deba ir al psiquiatra ni al psicólogo porque lo que le sucede a Ud. me ha sucedido a mí también y a miles de cubanos que de una forma u otra han escapado del infierno comunista. Es normal tener ese tipo de pesadillas después de haber vivido tantos años bajo un régimen dictatorial y totalitario que controla constante e impulsivamente la vida cotidiana de sus ciudadanos. Al lograr salir de aquel manicomio diabólico gobernado por unos maquiavélicos hermanos, y lograr establecernos en el exterior y retomar y encaminar nuestras vidas, es usual tener pesadillas donde nos vemos nuevamente atrapados en aquel infierno maldito del cual un día escapamos. El mejor aliciente es al despertar y percatarnos que todo era un terrible sueño y que no estamos allá sino aquí, disfrutando aún de la anhelada libertad. En mi caso particular, pasado ya algunos años, esa pesadilla se fue disipando con el tiempo y hoy gracias a Dios solo tengo sueños dulces y agradables. Espero que pase lo mismo con Ud. Saludos.

      • elio coro dijo:

        Gracias Joel, tienes razón pues al despertar siento mucho alivio.
        En mi caso me toco vivir en un solar pestilente y trabajaba en condiciones peores en una finca fuera de La Habana donde nos llevaban en transportes desvencijados que salían de distintos puntos de la ciudad, con baños terribles siempre tupidos, el almuerzo era de campos de concentración y durante todo el tiempo solo mirábamos el reloj para que llegara la hora del regreso y muchas veces nos llegaba la información que se posponía la salida porque el partido nos convocada a una reunión de información y planteamientos o para leer el ultimo discurso del coma-andante. Eso representaba aguantar un regreso que se hacia una lenta agonía.

  5. Pingback: Marginalidad | Bitácoras Cubanas

  6. Theresa dijo:

    Que triste es tener que admitir que nuestro pais es un total desastre y lo peor, que ya ni a largo plazo se ve solucion, a veces pienso que no tiene arreglo, que nunca lo va a tener y que todo esta perdido…

    • Joel dijo:

      Hola Theresa. No se aflija ni pierda las esperanzas. No hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista. Nada es para siempre y después de tanta oscuridad, volverá a iluminar el Sol. Los cubanos por naturaleza somos muy emprendedores y una vez desaparecidos los maquiavélicos y diabólios hermanos Castro-Ruz, nuestro país tomará nuevamente el sendero del progreso. Verá que así será. Saludos.

      • Theresa dijo:

        Hola Joel, gracias por tus palabras de aliento, todo lo que dices es muy cierto, hasta que ellos dos no desaparezcan de este plano terrenal, no hay arreglo en cuba. Quiera Dios que ese suceso no se demore mucho. Saludos.

  7. Joel dijo:

    Hola señor Elio. Ha sido un gusto haber podido ayudarlo a través del intercambio de vivencias. Creo que Ud y yo compartimos amargas experiencias en la hermosa tierra que nos vio nacer. A pesar de sentirme orgullo de mis raíces cubanas, de mi idioma, de mi gente y de mi idiosincrasia, tengo que confesar que de mi bella isla tengo muy malos recuerdos.El adoctrinamiento al que nos somete el régimen cubano, el control absoluto, la falta de libertades y la represión que padece la ciudadanía en general, además de las carencias y privaciones que sufrimos a causa de una cruel dictadura, la cual nos ha implantado un sistema improductivo y represivo, nos hace de forma inconsciente, rechazar en cierta medida nuestro lugar de origen. Y el país no es culpable, tanto Cuba, como nosotros sus hijos, somos víctimas de la mente diabólica y maquiavélica de dos monstruosos hermanos que se adueñaron, a través de la fuerza y la mentira, de la que fuera la tierra más hermosa que ojos humanos hubiesen visto. Las carencias, necesidades y vicisitudes que padecí en Cuba, son indescriptibles. Vivía en una casa que cuando llovía se mojaba más adentro que afuera. Sin televisor ni refrigerador y ni siquiera con la esperanza de poderlos comprar. Con un salario de 171 pesos cubanos al mes no podía ni comer decentemente. Y por supuesto que tenía que robarle al estado para poder subsistir. Era una cuestión de sobrevivencia. En Agosto de 1998, para mi felicidad y satisfacción, me llegó el famoso “bombo” y en Abril de 1999 Llegué a EEUU lleno de esperanza y deseoso de comenzar una nueva vida; y de verdad le digo señor Elio, que le doy gracias a Dios todos los días de mi vida por haber hecho mi sueño realidad. Estoy convencido que más temprano que tarde nuestra patria tomará nuevamente el sendero del progreso. Mientras tanto nuestras vidas continúan aquí. Hoy como buen y feliz ciudadano estadounidense que soy y en gratitud a esta hermosa tierra, digo siempre: Que Dios bendigue a Estados Unidos de América.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s