¿Sequía o irresponsabilidad?

Archivo

Desde hace algunos días la TV nacional informa sobre los efectos de la sequía en las provincias orientales, señalando la muerte de miles de cabezas de ganado vacuno y la depauperación de muchos miles más. Sólo en el Municipio Calixto García de la Provincia de Holguín habían fallecido ya más de tres mil reses y otras miles, por las imágenes mostradas, eran únicamente huesos y pellejo, debido a su estado famélico, presagio de lo peor.

La sequía ha existido cada año, desde noviembre hasta abril. Puede que en los últimos, debido al cambio climático, se haya incrementado. El ganadero siempre utilizó la previsión para evitar o mitigar sus efectos. Cincuenta años atrás nuestros ganaderos también la enfrentaban y, cómo eran los dueños del ganado, tomaban a tiempo todas las medidas posibles para asegurar su alimentación, mediante el ensilaje en silos de trinchera, utilizando pasto verde tierno cortado en la primavera, adicionándole miel de purga y agua a la hora de emplearlo, o con otros métodos, así como resolviendo el problema del agua con abrevaderos y la instalación de molinos de viento, que la extraían del manto freático. Para ellos era un problema económico y humano, que afectaba tanto sus bolsillos como el prestigio. Como dueños de sus rebaños, se sentían responsables principales de los mismos y actuaban en consecuencia.

Hoy, a los pequeños agricultores dueños de ganado, tampoco se les mueren sus reses a pesar de la sequía. El problema es con las reses que, de una u otra forma, pertenecen al Estado. Como aquí el dueño es genérico y la irresponsabilidad se diluye entre el administrador, las organizaciones del Partido y de la UJC, el sindicato y, de ahí hacia arriba, el Delegado de la Agricultura y todo el andamiaje administrativo y político que le siguen, quien paga los platos rotos de la ineficiencia son las pobres reses y los ciudadanos que, desde hace años, no ven la carne vacuna acompañarlos en su alimentación. En un país donde sacrificar una res, aunque sea propia, se considera un delito si no está autorizado por las autoridades, cómo entender estas muertes masivas.

¿Es tan difícil crear reservas de alimentos y abrevaderos para cuando llega la sequía? ¿Por qué, si ya es un fenómeno regular anual, que se complica en los últimos meses de la etapa de seca, con antelación no se traslada el ganado en peligro a territorios sin afectación? Parece que cincuenta y seis (56) años de tropezar con la misma piedra no han servido para nada. Y después, con estos truenos, pretenden hacernos creer que el socialismo puede ser próspero y sostenible.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Sequía o irresponsabilidad?

  1. Dearthur dijo:

    Bueno, sé que es un tema serio, pero me voy a permitir un broma. Tres mil reses muertas por la sequía significa que en mucho tiempo no la tendremos de nuevo ya que por cada vaca muerta sin autorización del gobierno es una década en prisión al culpable. Según esta cuenta la sequía debe de cumplir 30 000 a. de cárcel.
    Bromas aparte esto es verdaderamente lamentable, dejar que la sequía mate las vacas y no permitirle a la población que se las coman unos meses antes de la sequía. Si el estado no es eficiente en preparar las condiciones para que el ganado sobreviva a la sequía por lo menos debe de hacer un cálculo rápido de las vacas más débiles y matarlas para la alimentación del pueblo antes de que la sequía lo haga. Aquí se puede observar claramente la estructura rígida de ese si se le puede denominar sistema gobernante del país. Dejan las vacas morir de hambre antes de vender su carne a la población y como si le pareciese poco publican la noticia como quitandose responsabilidades de encima, cuando en realidad en un pais normal eso sería un aumento de sus responsabilidad y culpa.

    TambiÉn sucede lo mismo con los productos que se vencen de las tiendas de compra en divisas. Los productos caducan en los estantes por sus precios astronómicos y no se hace una revaja algún tiempo antes para que sean consumidos por una parte de la población que no los puede comprar a precios tan altos y que los necesita. Es preferible para el estado dejarlos caducar y ver si aún así se los puede vender a alguien al mismo precio ya extremadamente alto de salida o ya bien caducados retirarlos para no se sabe donde. Aquí entra una cosa en cuestión y es eso del llamado carácter humano del socialismo o será que en realidad de socialismo sólo tiene el nombre?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s