Más sobre el béisbol

Archivo

Terminó la 53 Serie Nacional de Béisbol y, una vez más, se demostró la inconveniencia de la participación de dieciséis equipos, imposibles de conformar con suficientes peloteros de primera calidad. Pasado el primer tramo de cuarenta y cinco juegos, sólo quedaron ocho, que aunque fueron reforzados con peloteros de los otros ocho que no clasificaron para el segundo tramo, mantuvieron los problemas, tanto en la defensa como en la ofensiva y en el pitcheo, donde muchos de los abridores y relevistas dejaron mucho que desear en sus actuaciones. En realidad, sólo seis de estos equipos mostraron condiciones para estar en competencia, además de que las indisciplinas campearon por sus respetos, convirtiendo muchas veces los estadios en cuadriláteros de boxeo.

Llegados los Play Off, primero con cuatro equipos y después con los dos finalistas, la situación no mejoró sustancialmente: continuaron la pobre defensa con múltiples errores, el bateo poco oportuno y la desastrosa actuación de los pitchers. Como muestra debe señalarse que en un juego de la final, uno de los equipos participantes llegó a utilizar doce pitchers, y hasta se rompió el record de pitchers utilizados en un mismo juego por los dos equipos enfrentados.

Para nadie es un secreto que el béisbol cubano anda mal desde hace tiempo, así como que son necesarias medidas urgentes y profundas para sacarlo de su prolongado letargo, lo cual no se logrará fácilmente ni en corto plazo. Deben abarcar desde la base, donde se materializa el verdadero carácter masivo, con buenos entrenadores y preparadores que desarrollen los talentos, y recorrer toda su estructuración actual hasta llegar a la Serie Nacional. Además, deben incluir la participación de nuestros peloteros formando parte de equipos foráneos. Hoy el mejor béisbol se juega en las Ligas de otros países y en las Grandes Ligas de los Estados Unidos. De ellas debemos aprender y terminar con la absurda mentira de que somos los mejores y nos las sabemos todas.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s