Versiones únicas

Durante estas últimas semanas hemos disfrutado, hasta el aburrimiento, de la versión rusa de los acontecimientos de Ucrania y en Crimen, y de la versión chavista de la situación en Venezuela. En el primer caso, hemos oído y leído lo que han dicho el presidente ruso, el primer ministro y los ministros de relaciones exteriores y de defensa, y hasta el depuesto presidente ucraniano asilado en Rusia, pero absolutamente nada de lo que opinan las nuevas autoridades de ese país. En el segundo, ha sucedido lo mismo con el presidente y su ministro de relaciones exteriores, pero tampoco nada de los opositores ni de los estudiantes participantes en las protestas y actos violentos. En ambos casos, como ya es habitual, los opositores han sido tachados de fascistas (lo que está más de moda), extremistas, marginales, terroristas y hasta de traidores a sus respectivos países.

No señalo a nuestra prensa como única responsable de esta desinformación e información manipulada, pues ella, obedientemente, sólo cumple lo ordenado por las autoridades quienes, desde hace años, apoyan incondicionalmente todo lo que vaya contra Estados Unidos y la Unión Europea, no importa de donde venga ni quienes sean sus promotores.

Resulta irónico que, si somos un pueblo tan políticamente instruido, como no se cansan de repetir nuestros dirigentes, nos escondan la información de una de las partes, y no nos permitan analizarla y sacar nuestras propias conclusiones. Tal vez sea con el paternal objetivo de que no perdamos el tiempo pensando, algo que ellos ya hacen por nosotros, y podamos dedicarnos íntegramente a nuestra principal y única tarea: tratar de sobrevivir.

Por suerte, en el mundo actual, a pesar de las prohibiciones y restricciones, impedir el acceso a la información resulta prácticamente imposible, ya que ésta se obtiene por diferentes vías. Lo que molesta es que, siendo adultos, se nos pretenda tratar como a niños, alimentándonos sólo con papilla ideológica, ¡y para colmo vencida!

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Versiones únicas

  1. Joel dijo:

    No me sorprende para nada. En la prensa nacional cubana hace más de medio siglo que solo se lee una sola cara de la moneda; la otra cara, se oculta, se esconde o sencillamente se tergiversa o se manipula. Por lo tanto, lo único que hacen los medios informativos de la isla es desinformar. La dictadura cubana para mantenerse en el poder como hasta ahora, ha sabido mantener el control férreo sobre la información. Quién domine y controle los medios de difusión masiva, sencillamente controla el poder. Es por esa razón que en la Venezuela Chavista, el gobierno trata de cercar, cercenar y estrangular los pocos medios de libre información que aún quedan, a través de la censura, el chantaje, la confiscación y la compra forzada de medios de comunicación privados. La información es un arma muy poderosa que los maquiavélicos hermanos Castro-Ruz han sabido usar a su favor. Ellos saben muy bien que si los cubanos tuvieran un amplio acceso a la libre información, su permanencia en el poder peligraría.

  2. Dearthur dijo:

    Muy bueno lo de papilla ideológica y para colmo vencida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s