Problemas con larga vida

Foto Rebeca

En Cuba, no es secreto para nadie, los problemas disfrutan de larga vida. Como no existe una sociedad civil organizada, capaz de exigir sus derechos, debe esperarse siempre a las decisiones de las autoridades, las cuales, como los problemas, se prolongan también en el tiempo. Tampoco la prensa oficial se ocupa de ellos, a no ser cuando ya es imposible ocultarlos o el gobierno se decide a enfrentarlos. Entonces aparecen artículos y reportajes ponderando lo que se está haciendo para resolverlos, obviando exponer las causas que los produjeron, lo que no se hizo para evitar su expansión, los responsables y, lo más importante, cómo ha sido afectada la población. A pesar de la actualización y del llamado a que la prensa sea más crítica, parece que se avanza con miedo, por temor a pasarse de lo autorizado. Han sido demasiados los años con censura. Aquí van algunos ejemplos, tomados al azar.

Banes con nueva conductora-informa Granma. El pueblo de Banes, en la provincia de Holguín, tenía su acueducto, el cual abastecía de agua a sus pobladores. Con el paso de los años y la falta de mantenimientos, los tubos de acero y de hormigón originales se fueron deteriorando al extremo que, de 150 litros de agua a entregar por segundo, sólo entregaban 32, con ciclos de entrega de 32 días. Ahora, después de decenas de años, se rehabilitó la conductora con tubos de polietileno, reduciendo los ciclos de entrega a 9 días. Todo un éxito. No aparece una sola palabra sobre los sufrimientos y molestias que tal situación impuso a sus habitantes, ni por qué se demoró tanto la rehabilitación y, mucho menos, de quienes fue la responsabilidad por no hacer nada durante tantos años.

En La Habana -informa la TV-, se construyeron algunos edificios de apartamentos, para entregar a familias albergadas y a otras que vivían bajo el puente de La Lisa. Los edificios son de bajo costo, construidos de forma acelerada, de pésima calidad y faltos de terminación, la cual correrá a cargo de los recursos (¿?) y del trabajo de los nuevos inquilinos. Algunos de los beneficiados llevaban 15, 20, 30 y hasta 40 años viviendo en albergues o bajo el puente de La Lisa, en condiciones precarias. La periodista no dijo una sola palabra de la afectación que esta prolongada situación produjo en las vidas de los miembros de estas familias, y dedicó el tiempo a señalar el agradecimiento de los beneficiados a la revolución. Borrón y cuenta nueva.

Reabrió sus puertas el cine Casablanca -informa Juventud Rebelde-. El cine, ubicado en la ciudad de Camagüey, permaneció cerrado durante más de una década. Ni una palabra sobre por qué se produjo esta situación ni sobre sus responsables. Tampoco cuánto este cierre tan prolongado perjudicó culturalmente a los vecinos de la ciudad.

Todo esto se parece al cuento del paciente que, habiendo fallecido de inanición por falta de recursos, al informar sobre el hecho se dice que disfrutó de una calificada y magnífica atención médica en sus horas finales.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Problemas con larga vida

  1. Toni Montana dijo:

    Fernando disfruto tanto sus escrito de la realidad que se vive en el paraiso Fidelista. Lo felicito aunque llevo 33 anos fuera de Cuba y nunca he regresado nunca me arrepiento de haberme largado de tal pesadilla. Mis saludos

  2. Joel dijo:

    El socialismo tiene una grandísima e innegable virtud: Hacer inmensamente infeliz al ser humano y el socialismo tropical cubano tiene esa poderosa virtud pero elevado a la enésima potencia.
    Cuando la mayoría de los cubanos tomen conciencia de que Fidel Castro, en complicidad con su hermano Raúl, tomaron el poder en nuestra patria con el único y absoluto propósito de perpetuarse en el poder, para hacer y deshacer a sus anchas, comprenderán entonces que muy poco o nada le interesa el bienestar del pueblo cubano. Si hay o no hay agua, electricidad o cualquier otro servicio de primera necesidad, es algo que a ellos no les interesa. Si hay tuberías viejas o rotas; escuelas y hospitales destartalados o viviendas en pésimas condiciones, es algo que tampoco les interesa. Si el país completo, de una punta a la otra, se hunde en la más paupérrima miseria poco les interesa siempre y cuando mantengan el poder y el control absoluto sobre la vida de cada uno de los cubanos. Y digo con la complicidad de su hermano Raúl, porque no creo para nada, como muchos quieren pensar, que el general sea diferente al comandante. En esencia los dos son la misma cosa y Raúl jamás dará un paso en beneficio del pueblo si sabe que peligra su permanencia en el poder. Es por eso que en Cuba el cuartico seguirá igualito, está el mismo perro pero con diferente collar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s