Extraños procesos

Foto Rebeca

Desde hace unos años, en la economía cubana se están produciendo algunos extraños procesos que generan interrogantes y nos hacen pensar. Por un lado, principalmente para consumo externo, se habla del interés en atraer inversiones extranjeras para dinamizar su desarrollo, dándole a éstas cierto carácter selectivo político (de Rusia, China, Vietnam, Brasil, Venezuela, etcétera). A esta línea responde la recién aprobada Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM). Se mantienen las de España, fundamentalmente en el turismo, y algunas en otras áreas, y se descartan las de los cubano-americanos que, por naturaleza y lógica, pudieran ser los más interesados en ellas. Las directamente norteamericanas se rechazan, a pesar de ser las geográficamente más cercanas, y sólo se pretende la obtención de un mercado para comprar y vender y el arribo de turistas, una vez eliminado el embargo.

Por otro lado, las inversiones autorizadas a los cubanos residentes en el país se circunscriben a negocios de poca monta, simplemente para sobrevivir, mayoritariamente en el área de los servicios, alejadas de la pequeña y mediana industrias las cuales, al parecer, junto con la denominada gran empresa estatal socialista, continuarán formando parte del ineficiente y fracasado monopolio gubernamental. En el ámbito de esta última, llama la atención que, después de su reordenamiento de acuerdo a los preceptos de la llamada actualización, la dirección de las mismas haya ido trasladándose, paulatinamente, de las manos de tecnócratas a las de altos oficiales retirados del servicio activo en los organismos armados y pasados a la reserva, así como a las de familiares y personas cercanas a los principales dirigentes y a estos mismos altos oficiales.

A todos aquéllos que hayan leído sobre las transiciones en los antiguos países socialistas, comenzando por la extinta Unión Soviética, les resultara conocido el proceso. La similitud entre lo que sucedió por allá y lo que acontece por acá no parece ser fortuita, sino bien planificada, con la intención de, en un inevitable proceso de transición, asegurar desde ahora el control de los principales objetivos económicos.

Estos extraños procesos, más otros que de seguro se estarán ejecutando bajo cuerda, a espaldas de los ciudadanos, permiten presumir que las actuales autoridades, independientemente de sus discursos públicos, saben que el socialismo es un fracaso y no admite reparaciones, y que es necesario un cambio profundo, para sacar al país del abismo en que se encuentra y colocarlo de verdad en el camino del desarrollo. Sin embargo, como comparten un alto grado de responsabilidad en lo sucedido, carecen de la voluntad política para aceptarla e intentan, con tibias medidas, principalmente económicas y algunas sociales, tratar de ganar tiempo e ir creando las condiciones para que, los que vienen detrás y responden a sus intereses, asuman la tarea y la lleven a feliz término sin perder el control político, al estilo de China y Vietnam.

Por suerte, como reza un viejo refrán, el hombre propone y Dios dispone. Lo que está por venir nadie lo sabe con certeza, pero es de suponer que las nuevas fuerzas que ya se encuentran en gestación, se incorporarán a la transición, y ésta se producirá, no como la han planificado las autoridades actuales, acostumbradas a la rígida planificación socialista, con herméticos planes quinquenales y a largo plazo, sino en un proceso de debates y enfrentamientos entre los diferentes componentes de la sociedad, el cual es deseable se desarrolle pacíficamente y en un ambiente de tolerancia, respeto mutuo y responsabilidad cívica, para evitarle males mayores al país.

Es necesario continuar prestando atención a los cambios que se están produciendo, por mínimos que sean, así como a su reglamentación y a sus avances y retrocesos. Tal vez ahí podamos encontrar las claves para acercarnos lo más posible a lo que sucederá y cómo se producirá, con el objetivo de no ser sorprendidos por los acontecimientos que, querámoslo o no, involucrarán a todos los cubanos, piensen como piensen y residan donde residan.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Extraños procesos

  1. Joel dijo:

    Excelente artículo. Creo que Ud. lo ha resumido todo aquí señor Dámaso. Ciertamente el gobierno cubano se ha dado cuenta desde hace mucho tiempo de que el socialismo ha fracasado como modelo a seguir. Y particularmente en Cuba ha sido un desastre total. Como bien Ud. ha planteado, el régimen está intentando hacer una transición hacia un capitalismo de estado sin que la clase dominante pierda el poder. Desean seguir el modelo Chino o vietnamita y es por eso que sus reformas son muy limitadas y extremadamente lentas. Y son por esas mismas razones que dan preferencias a regímenes afines como el Ruso y el aliado de Venezuela porque además no representan un peligro para la estabilidad de su régimen. A los inversores de países democráticos, principalmente occidentales, así como a la próspera comunidad cubana en el exterior, se les da de lado porque los miran con recelos, los ven como los enemigos. Mientras el gobierno cubano y sus descendientes ostente el poder, no se podrá esperar absolutamente nada positivo de ellos. La mejor prueba es la interminable dictadura que han implantado en nuestro país y que aún hoy perdura.
    Luis Vigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s