Nuestra deuda externa

Foto Rebeca

Por estos días, las autoridades se vanaglorian de haber renegociado sus deudas con México, Japón, China y otros países, los cuales, convencidos de que es muy difícil cobrarlas, les han condonado una parte y extendido los plazos de liquidación del resto por diez, quince, veinte y más años. ¡Del lobo, aunque sea un pelo! Lo que no dicen es que estos nuevos plazos hipotecan aún más al país, y le trasladan la obligación de pagar a nuestros hijos, nietos y biznietos, los cuales no han tenido nada que ver con los cuantiosos créditos recibidos, malgastados y dilapidados en proyectos absurdos y aventuras guerrilleras en América Latina y África, en lugar de haber sido empleados responsablemente en el desarrollo del país.

Desconozco si en estas renegociaciones ha participado Rusia, a quien se le debe bastante, de cuando formaba parte de la extinta Unión Soviética. De todas formas, la deuda sigue siendo descomunal, a pesar de lo condonado por algunos países. Lo triste es que continúa creciendo, porque las autoridades, acostumbradas durante más de medio siglo a vivir de los demás, siguen solicitando créditos, y algunos países, para asegurar el pago de lo que les deben, aunque sea dentro de algunos años, se los conceden. Apuestan al futuro, convencidos de que un posterior gobierno democrático se hará cargo de liquidarlos.

Obviando lo condonado, lo entregado como subvenciones y lo regalado, la deuda externa de Cuba, según datos de sus acreedores, alcanza actualmente los cuarenta mil millones de dólares. La cifra oficial, las autoridades cubanas nunca la han divulgado, manteniéndola oculta bajo el manto del su habitual secretismo. Como elemento curioso es bueno señalar que, cuando tomaron el poder en enero del año 1959, la deuda era de sólo setecientos ochenta y ocho millones de dólares.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nuestra deuda externa

  1. Ramón Ojeda dijo:

    Fernando, un saludo.
    Soy un poco aficionado a los números. En este trabajo hay tela por donde cortar. Sin demasiados rigorismos, solo para tener una idea aproximada de donde ha llevado ese gobierno al pueblo de Cuba, Asumamos ciertos presupuestos:1) En 1958 Cuba tenía 6 millones de habitantes.
    2) Hoy Cuba tiene 11,3 millomes de habitantes. 3) Un dollar equivale a 25 pesos cubanos.
    4) El salario medio de un cubano es de $ 500.00 pesos cubanos. Entonces sobre esos supuestos podemos afirmar que:
    1) En 1959 cada cubano debía 131.33 dolares.
    2) Hoy cada cubano debe 3 539.82 dolares.
    3) La deuda percápita actual es en moneda nacional de 88 495.58 pesos cubanos.
    4) El dato anterior equivale a 176.99 meses de trabajo de un trabajador cubano promedio.
    5) Eso es aproximadamente 14 años y 9 meses de trabajo.
    Puede elucubrarse más, pero para muestra un botón. RO.

  2. Arlen cezar dijo:

    Site lido, aqui no brasil, recomendo abrir um perfil desse site no sitio www hi5 .com onde se tem muitos cubanos da ilha e onde podemos furar o bloq informativo dos castros, dessa forma vamos mostrando ao povo de cuba que temos voz, abraço a tds @arlencezar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s