El retorno a la ilegalidad

Foto Rebeca

Hace años, cuando comenzaron a otorgarse licencias para la realización de unos pocos trabajos por cuenta propia, algunas personas que se dedicaban, por la izquierda, a abastecer a las familias con leche fresca y en polvo, yogurt, mantequilla y quesos, pescados y mariscos, embutidos, prendas de vestir y otros productos y artículos, así como a servir comidas a domicilio, al plantearles que ahora podían hacerlo legalmente, me respondieron que, como no tenían la menor confianza en el gobierno, continuarían haciéndolo a su manera. Cumplieron su palabra y, a pesar de las persecuciones, multas y decomisos, aún hoy lo continúan haciendo. Teniendo en cuenta los últimos acontecimientos, que involucran a algunos trabajadores por cuenta propia a los cuales se les prohíbe realizar sus actividades, parece que ellas tenían razón.

El nuevo paso atrás dado por las autoridades, uno más en su continuo retroceso, lanzará a la calle a miles de cubanos, que deberán volver a tener que inventar para ganarse la vida y sobrevivir, perdidos los recursos invertidos y abandonados por un gobierno que dice protegerlos. Como nadie acepta morirse de hambre por decreto, algunos buscarán nuevos negocios y otros, los menos optimistas, retornarán a la ilegalidad, fortaleciendo el desarrollado mercado negro.

Desconozco si las autoridades, preocupadas por mantener su control absoluto a toda costa, habrán valorado las consecuencias económicas, sociales y políticas de su nueva metedura de pata. Con estas medidas absurdas, hablar de avances constituye una falta de respeto a la ciudadanía, además de que aumenta el descrédito de que gozan entre los cubanos de a pie, esos que, en la práctica, cada día las respetan menos. Un gobierno enquistado en el poder por más de medio siglo, manteniendo los mismos dirigentes en sus cargos principales, no cambia: sólo se repite a si mismo, repitiendo sus mismos errores.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El retorno a la ilegalidad

  1. Yahima dijo:

    100% verdad

  2. Julián Alonso dijo:

    “Locura es hacer siempre lo mismo, esperando tener resultados diferentes”, dijo Albert Einstein. El gobierno de Cuba, por el contrario, “hace siempre cosas diferentes, esperando obtener los mismos resultados”, que no son otros que ganar tiempo de permanencia en el poder. El gobierno cubano no está loco, solo está enfermo de poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s