Y dale con lo mismo

Foto Rebeca

El trabajo por cuenta propia, ante la inestabilidad de las decisiones de las autoridades correspondientes, continúa dando tumbos, y su avance y consolidación como una opción legal de vida para miles de ciudadanos, cada día se hace más complicada. Aunque oficialmente se declara que, con relación a él, se mantiene la misma política por la cual en su momento se autorizó, y que lo único que se pretende con las nuevas regulaciones es poner mayor orden, en la práctica no resulta así.

Aparte de la confusión generalizada entre lo autorizado y lo no autorizado, motivada fundamentalmente por las regulaciones genéricas, ambiguas, extremistas y burocráticas del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social, del Ministerio de Finanzas y Precios, de los Consejos de la Administración del Poder Popular y de otros implicados, más las arbitrariedades de los inspectores y otros controladores, exigiendo el cumplimiento de disposiciones inexistentes e imponiendo exageradas multas, según sus interpretaciones personales, el caos creado hace de la práctica del mismo un verdadero infierno.

Hoy por hoy, debido a toda esta desorganización institucional, subsiste por la tenacidad de quienes lo practican, arriesgando recursos y esfuerzos, en actividades que ni sus propios impulsores han sido capaces de definir dentro de serios marcos legales, dejando todo a futuros estudios, ajustes y precisiones, como gustan de responder las autoridades a quienes se les pregunta, demostrando su precariedad profesional para detentar los cargos que ocupan. Mientras los incondicionales incompetentes constituyan mayoría en las diferentes instancias de la administración estatal, las soluciones brillarán por su ausencia, la cuerda se continuará tensando hasta romperse, con las implicaciones que ello conlleva, y los problemas se acumularán.,

Parece que el trabajo por cuenta propia, surgido como una necesidad para resolver los empleos que el Estado es incapaz de asegurar a sus ciudadanos, continúa atemorizando a quienes se vieron obligados a autorizarlo, los cuales, ni con ayuda de sus muchos asesores, encuentran las vías para controlarlo sin asfixiarlo totalmente y, lo que más les interesa, sin perder ninguna de sus prerrogativas hegemónicas de tantos años. Sucede, sin embargo, que los ciudadanos de hoy no se parecen en nada a los de ayer: ya están cansados de cuentos y de imposiciones y están dispuestos a defender sus derechos de sobrevivencia.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Y dale con lo mismo

  1. Joel dijo:

    Mi estimado Fernando dio Ud precisamente en el “clavo”, como popularmente decimos los cubanos, en el último párrafo de su brillante artículo. El cuentapropismo (sector privado en capitalismo), surge por la necesidad imperiosa del régimen de dar empleo a los cientos de miles de personas que quedaron fuera del sector estatal, debido a la fuerte (crisis económica y financiera en capitalismo) al que fue sometido el país luego del derrumbe del socialismo europeo, el cuál fue denominado “período especial”. Y de esa forma el estado “paternalista” y autoritario se quita una carga y responsabilidad de encima. Por lo tanto el objetivo principal de su creación es circunstancial y no está dirigido a crear y fomentar las bases de un verdadero tejido empresarial que coduzca al desarrollo del país y al bienestar de sus ciudadanos. Obviamente el régimen busca una forma de permanecer en el poder por tiempo indefinido a través de una dinastía familiar sin importarle un comino el progreso de su pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s