Apostar por lo novedoso

Foto Peter Deel

El gobierno cubano ha rechazado el término reforma en todo lo relacionado con los cambios que se están introduciendo, principalmente en la economía, y prefieren utilizar el término actualización. Tal vez temen que lo tachen de reformista y prefiere ser llamado actualizador. En definitiva, lo importante no son los términos que se utilicen, sino el contenido.

Hasta el momento las actualizaciones realizadas, aunque han sido positivas en comparación con el anterior inmovilismo existente, independientemente de su poca profundidad y lentitud de aplicación, no han incidido mucho en el ciudadano de a pie. La compra-venta de viviendas y vehículos constituye una simple legalización, de lo que durante muchos años venía realizándose de forma ilegal y, quienes compran y venden, lo pueden hacer porque disponen de estos bienes y recursos, situación que no corresponde a la mayoría. Para poder viajar al exterior, además de la libertad para hacerlo (en esto consiste la actualización), son necesarios otros elementos, el menor de los cuales no es precisamente poseer recursos financieros. Igual sucede con los teléfonos móviles y el acceso a Internet en centros establecidos al efecto, a 4,50 CUC la hora.

Hasta ahora, quienes se han beneficiado con la actualización han sido principalmente los poseedores de residencias, viviendas y apartamentos en buen estado, que han podido venderlos a altos precios, con el objetivo de adquirir un inmueble más pequeño y disponer de algún dinero, o por tener la posibilidad de convivir con otros familiares, disponer de todo el dinero; los poseedores de vehículos, que prefieren deshacerse de ellos ante el alto costo de su explotación y mantenimiento; los que poseen recursos obtenidos de forma legal o ilegal y adquieren estos bienes, quienes son por lo general los mismos que poseen teléfonos móviles y pueden pagar el alto costo de los servicios de Internet. También se han beneficiado quienes, al vender su vivienda o vehículo, o recibir recursos de sus familiares en el exterior, disponen de capital para iniciar algún tipo de negocio por cuenta propia, principalmente en el giro gastronómico. En definitiva, lo que se ha hecho es autorizar un capitalismo incipiente bajo control estatal.

Para que la actualización beneficie realmente al ciudadano de a pie, sería necesario extender el trabajo por cuenta propia a todos los oficios y profesiones, lo cual hasta ahora no está permitido. Pudiera preocupar a algunos el caso de los servicios de salud y de educación, pero esto no sería ningún problema, ya que tanto unos como otros profesionales pudieran trabajar para el Estado (antes se hacía) y además, para instituciones privadas (clínicas y escuelas) y de forma particular (consultas y clases).

Es verdad que cincuenta y cuatro años de hacer lo mismo embota el cerebro, y crea un conformismo gubernamental y social difícil de erradicar, pero los tiempos y las personas cambian, y se debe apostar por lo novedoso con audacia. El hecho de que la mayoría de los profesionales jóvenes aspiren al éxodo, para realizar sus proyectos de vida, debería constituir un alerta en cuanto a que todavía la actualización, con sus grandes limitaciones y excesiva lentitud, no ha aportado beneficios reales al ciudadano de a pie, ése cuyo salario medio mensual no supera los 440 CUP (el equivalente a 20 CUC), los cuales resultan insuficientes hasta para vivir precariamente, teniendo en cuenta el elevado precio de los productos, tanto agrícolas como industriales, y su continua alza en los precios.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s