Acumulación de poder

Foto Peter Deel

Cuando se ha ejercido el poder de forma autoritaria, centralizada y vertical durante demasiado tiempo, sin contrapartida opositora, donde las decisiones se toman y se ejecutan de arriba hacia abajo, sin participación efectiva de los ciudadanos, como no sea en su acatamiento y cumplimiento, es sumamente difícil despojarse de estos hábitos y pensar y actuar de forma democrática.

En el caso cubano, esto es lo que ha sucedido. Debido a ello, las instituciones y organizaciones creadas con el objetivo de ofrecer al mundo una imagen Light del modelo, no han podido cambiar nada, pues son simples aparatos burocráticos, donde todo está determinado de antemano, tanto por su composición selectiva como por los temas autorizados a tratar y las decisiones a tomar.

Ni la Asamblea Nacional, ni la Central de Trabajadores de Cuba, ni ninguna de las organizaciones existentes (UNEAC, ANAP, FMC, FEU. FEEM, etcétera) responden a los intereses de sus miembros, pues no son más que cadenas transmisoras de la política gubernamental, utilizadas en el control y manipulación de la población.

Hasta tanto no se produzcan cambios económicos, políticos y sociales reales, con leyes y regulaciones que los avalen legalmente, de obligatorio cumplimiento por todos los sujetos sociales y, principalmente, por el Estado y sus instituciones, todo serán simples palabras que se lleva el viento, independientemente del deseo sincero o no de quienes las pronuncian.

El país, para salvarse, necesita de un vuelco total, que no tiene necesariamente que ser violento, pero si profundo. Los parches, medias suelas y costurones son ineficaces y, en lugar de resolver los problemas, los prolongan en el tiempo y complican. ¡Entenderlo no es tan difícil!

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Acumulación de poder

  1. Cierto, Fernando, no hay cambio posible sin que cambien los conceptos y las cabezas. Para lograr un cambio harían falta unas cuantas guillotinas en Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s