Dualidades

Foto Peter Deel

En la Cuba republicana cada provincia tenía un gobernador y cada municipio un alcalde, quienes gobernaban, en el caso de la provincia con un Consejo formado por los alcaldes municipales, y en el de los municipios, con un Ayuntamiento con concejales. El municipio era la sociedad local, organizada políticamente en una extensión territorial determinada por necesarias relaciones de vecindad, sobre una base de capacidad económica para satisfacer los gastos del propio gobierno. Tenía autonomía, con poderes para satisfacer las necesidades colectivas peculiares de la sociedad local. La provincia se componía de los municipios dentro de su territorio. Así lo establecía la Constitución de 1940.

A partir del año 1959, en lugar de perfeccionar lo ya existente, estas estructuras se modificaron y, en el caso del municipio, que es el que me interesa, el alcalde fue sustituido por un triunvirato de tres comisionados, algo previsto también en la referida Constitución, pero con la cantidad de comisionados en correspondencia con el número de habitantes de cada municipio, y no con una cantidad fija para todos. Como el experimento fracasó, debido a la multiplicidad de dirigentes, se dejó uno solo, aunque con limitado poder ejecutivo y financiero, ya que las medidas a aplicar debían ser aprobadas u ordenadas por el gobierno central. En la práctica, la vieja alcaldía, de gobierno municipal se transformó en una simple administración. Después se experimentó, con iguales pésimos resultados, con las denominadas JUCEI (órganos de gobierno municipales y provinciales). Con la aparición del Poder Popular se pensó que el problema se resolvería, acudiendo a las experiencias acumuladas dentro de la República y posteriores, pero éstas fueron desechadas, manteniéndose la ineficiencia, ahora incrementada con el aumento de la burocracia..

El gran problema real es que, a horcajadas sobre los órganos actuales de gobierno, tanto a nivel nacional como provincial y municipal, se encuentra el partido. No es por casualidad que cada vez que se produce una reunión de alguno de ellos, sea la Asamblea Nacional o las provinciales o municipales, previamente se realiza el Pleno del partido correspondiente, donde se establece el alcance y los límites de lo que se discutirá y aprobará en ellas. En este esquema, en realidad el poder lo tiene el partido y, por lo tanto, es quien gobierna, y los gobiernos (el Poder Popular) simplemente administran. Aquí radica su ineficacia para resolver los problemas, tanto nacionales como provinciales y municipales. Es una dualidad parecida a la de las dos monedas existentes donde una, aunque no lo haga concientemente, conspira contra la otra, porque ocupan y actúan en un mismo reducido espacio.

En la capital este es el gran problema, agravado por la presencia en ella del gobierno central y sus organismos e instituciones, quienes influyen y presionan sobre su administración, la cual se convierte en una ejecutora de tareas ajenas, dejando de cumplir las suyas propias. El resultado está a la vista de todos: calles y aceras rotas y sin mantenimientos, áreas verdes abandonadas, recogida de basura caótica, pésimos servicios de todo tipo, edificaciones deterioradas y derrumbes diarios, insalubridad y otros males que afectan a los ciudadanos.

Hasta tanto nuestras provincias y municipios no posean gobiernos reales, fuertes y con recursos, que ejerzan sus funciones como tales, todo esto será insoluble.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s