Pastores. ¿por la qué?

Las caravanas a Cuba, que anualmente organizan los denominados Pastores por la paz, obligan a pensar. En la de este año, la número 22, que ya cruzó la frontera entre Canadá y los Estados Unidos, orquestaron el acostumbrado show mediático con carteles alegóricos al bloqueo (en realidad embargo) y a los cinco héroes (en realidad espías), brazos en alto con los puños cerrados, canciones de combate y la trajinada bandera cubana en sus vehículos. La próxima frontera a cruzar, después de recorrer en su tour 80 ciudades norteamericanas, recogiendo artículos en desuso, será la de Estados Unidos con México, por el Estado de Texas, donde repetirán el show.

Buses de la ayuda en la calle J de El Vedado.

Estos Pastores parece que apuestan más a la propaganda, que a la ayuda humanitaria a Cuba: en definitiva, por traer unos cuantos tarecos, se aseguran, además del protagonismo mediático, un recorrido turístico por el territorio norteamericano, un paseo por México, un viaje gratis a Cuba con los gastos pagos, recibimientos por las organizaciones gubernamentales y cobertura por la prensa oficial. ¡Qué más se puede pedir por una inversión tan pequeña!

Si los primeros artículos que pretenden trasladar a Cuba los recolectaron en Canadá (material médico, bicicletas y sillas de ruedas), ¿por qué no enviarlos directamente desde este país? ¿Para qué enfrentar los trámites aduanales (seguro que son mucho menos engorrosos y más baratos, que los de la aduana cubana con cualquier simple viajero), tener que emplear vehículos y gastar en combustibles y alimentación, trasladándolos por el territorio norteamericano? Tal vez, con ese ahorro, podrían haber agregado unos cuantos artículos más. Parece que el espectáculo se planificó con un show al comienzo, en la frontera de Canadá, y otro al final, en la frontera con México.

Es conveniente señalar, para quienes no están enterados, que estos envíos no se hacen a Cuba sino al gobierno cubano, que parece igual pero no es lo mismo, quien los distribuye a través de sus organizaciones e instituciones u otras afines, según sus intereses específicos. Ninguna organización no gubernamental, que no responda a sus intereses políticos, es tenida en cuenta, independientemente de las necesidades de sus miembros: 22 veces se ha repetido, así que no constituye una casualidad.

Cuando se apuesta por la paz, se trata de facilitar el diálogo y la tolerancia entre las partes en conflicto. Durante más de veinte años, estos Pastores han defendido las posiciones y repetido los argumentos y las consignas del gobierno cubano. Jamás se han preocupado por la situación de ningún preso político, ni por sus madres, esposas e hijos, y mucho menos, han escuchado la opinión de los que piensan distinto, que son tan cubanos como los demás. Con esta falta de neutralidad, no es posible pretender que alguien crea que apuestan por la paz.

Esto de utilizar para todo el nombre de Cuba, cuando en realidad lo correcto sería decir gobierno de Cuba, es algo que ya resulta molesto para muchos ciudadanos. Como todos sabemos, el gobierno no representa ni sustituye a todos los once millones de cubanos que vivimos en la isla, y mucho menos, a los más de dos millones que residen fuera de ella. Si los Pastores, o cualquier otra organización, quieren apoyar al gobierno, que lo hagan (están en su pleno derecho de hacerlo), pero que no se escuden tras el nombre de Cuba, y mucho menos de los cubanos: deben asumir su decisión, con todas sus implicaciones presentes y futuras. Es verdad que no son todos los que están ni están todos los que son pero, sin ánimo de ofender: parece que Dios los cría y el Diablo los junta.

About these ads

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Pastores. ¿por la qué?

  1. Fernándo Dámaso, como siempre me satisface leer sus artículos lleno de la realidad y análisis que usted hace, “Pastores. ¿por la qué?. Lobos disfrazados de carneros, oportunistas y adulones de un régimen totalitario, asfixiante. Lo demás usted lo ha dicho en su quinto párrafo.
    Fíjese, mi criterio, yo no diría “gobierno de Cuba”, mas bien yo diría, ‘régimen castro-comunista’, un régimen creado y formado por ellos con la imposición al pueblo cubano, con un falso patriotismo al interés de ellos, los hermanos Castros. Por lo demás me quito el sombrero ante usted, saludos desde San Juan, Puerto Rico.

  2. Excelente, genial, mejor explicado q nunca!!!

  3. Luis Mola dijo:

    majistral hermano

  4. Armando dijo:

    Fernando es genial tu articulo, por la sencillez y la profundidad con q abordas el tema, me estoy adhiriendo a tu blog desde hace un tiempo, ya no podia esperar mas…, soy tu seguidor, cuenta conmigo, un abrazo.

  5. meme dijo:

    GENIAL/////

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s