La izquierda cubana

Foto Rebeca

Aunque no lo considero entre los problemas cruciales actuales, creo importante fijar algunas opiniones sobre la izquierda cubana. Hoy se habla de una vieja y de una nueva izquierda. Considero que, en el caso cubano, la izquierda como tal, sea vieja o nueva, está desacreditada por cinco décadas de errores políticos, económicos y sociales, dogmatismo e ineficiencia, manifestados en todos los aspectos de su ejercicio. Detentando el poder o permitiendo que en su nombre se detentara por más de cincuenta años, la izquierda cubana no ha sido capaz de hacer nada importante ni perdurable, y sólo ha retrotraído al país a una situación de miseria y subordinación al exterior, como nunca antes, ni aún durante los gobiernos más incapaces y corruptos. Esto la desautoriza moralmente, para pretender proponer soluciones y proyectos en un plazo inmediato al término del modelo actual, y ser tenida en cuenta.

Entiendo que, aunque en la transición pueda jugar un papel temporal, tendrían que transcurrir algunos años para que, otra izquierda, despojada del dogmatismo y la ineficiencia que han caracterizado a la actual, pueda ganar algún respeto, credibilidad y espacio en el panorama político cubano. Sin lugar a dudas, será un pensamiento centrista o inclusive de centro derecha, el que prevalezca durante los primeros tiempos, y no un pensamiento de izquierda o cercano a ella: es una respuesta lógica ante la saturación izquierdista de más de cinco décadas. Esto debe entenderlo la izquierda cubana, si es inteligente y ha aprendido de sus errores, y no pretender ocupar posiciones determinantes, lo cual introduciría un elemento de confrontación dentro del proceso de cambios.

Si todos estos elementos se conjugan correctamente y si, como se dice popularmente, estos cincuenta años han servido de vacuna contra todos los ismos, entonces los cubanos seremos capaces de retomar la República, vapuleada en parte en 1952 y destruida totalmente después de 1959, restaurarla, perfeccionarla y hacerla nuestra casa común, donde una democracia real, instituciones eficientes y sólidas y una economía libre, nos aseguren la tranquilidad y el bienestar que necesitamos, para insertarnos en el mundo y volver a formar parte de él.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s