Simples seres humanos

Foto Archivo

El chovinismo ha sido un mal que siempre nos ha acompañado, exacerbado en los últimos cincuenta años, con el objetivo de que olvidemos nuestros pequeños, medianos y grandes problemas, en aras de resolver los de la humanidad, como pueblo diferente y elegido que somos. Esto pretende explicar y validar nuestra participación directa o indirecta en decenas de países, tanto en tiempos de guerra como de paz, al costo de vidas humanas y de recursos materiales.

Sin embargo, si repasamos nuestra historia, a pesar de ser rica en hechos y personajes importantes -como la de cualquier otro país-, no aporta mucho a esta extraña autovaloración. No por gusto España colocó en el escudo su famosa frase: la siempre fiel Isla de Cuba, sin olvidar que fuimos una de las últimas colonias en emanciparnos, cuando ya lo habían logrado todas las restantes.

Nuestro primer levantamiento armado contra España fue organizado y dirigido por un venezolano, el general Narciso López, al desembarcar en Cárdenas en 1850, con la participación mayoritaria de extranjeros, principalmente norteamericanos, y sólo cinco cubanos. Ningún habitante del lugar engrosó sus fuerzas y tuvo que reembarcar, perseguido por los españoles. En su segundo desembarco, por Pinar del Río, el 10% eran cubanos, pero formaban parte importante de él, el general húngaro Johann Pragay y el coronel norteamericano William Crittenden. Fracasó, siendo capturados por una patrulla de cubanos al servicio de los españoles, y la mayoría fueron ejecutados. En 1868, en el levantamiento de Yara, comandado por Carlos Manuel de Céspedes, participaron Luis Marcano como segundo jefe (sustituyó a Bartolomé Masó) y Máximo Gómez, ambos dominicanos. Posteriormente se les unió el general Modesto Díaz, también dominicano. El cargo de General en Jefe del Ejército Libertador, al producirse la división de poderes en el año 1869, fue ocupado por el general cubano Manuel de Quesada, quien había luchado en la guerra de México contra los franceses, pero posteriormente lo detentaron el general norteamericano Thomas Jordan por un corto tiempo- en la Guerra de los Diez Años, y el general Máximo Gómez -durante toda la Guerra de Independencia-. En estas contiendas bélicas se destacaron el brigadier Henry Reeve, norteamericano, y el general Carlos Roloff, polaco, además de otros extranjeros menos conocidos. En tiempos más cercanos, un papel importante en el triunfo insurreccional correspondió al comandante Ernesto Guevara, argentino.

Como se puede apreciar, aunque sólo me he referido a lo militar y no he tocado lo referente a la medicina, la pedagogía, la arquitectura, las artes, etcétera, en muchas ocasiones hemos necesitado de extranjeros para la consecución de nuestros objetivos. Esto no disminuye el papel de los cubanos, pero nos ubica en su justo lugar, sin desbordamientos nacionalistas de ningún tipo. Tampoco fundamenta la cobardía que se nos achaca por algunos en los últimos tiempos, por no ser capaces de luchar por una salida de la profunda crisis económica, política y social que nos agobia desde hace más de medio siglo. Sin lugar a dudas existe miedo en la sociedad, pero es un miedo inducido, que ha deformado a gran parte de la población, haciéndola aceptar y hasta ser cómplice de un mal gobierno, olvidando sus más elementales deberes ciudadanos.

En definitiva, como todos, tenemos luces y sombras, cosas buenas y cosas malas. No somos ni diferentes ni elegidos, sino simples seres humanos.

About these ads

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Simples seres humanos

  1. Angel Martinez dijo:

    Si ,desafortunadamente ese es el cubano,se q no es cobardia,entonces es miedo al cambio.Los cubanos apoyaron alos Castros en sus inicios con verdaero entusiasmo,habia esperanzas.Pero que es lo q induce al cubano de hoy a ser tan sumiso y mantener la doble moral acosta de una casi esclavitud?No lo se pero me indigna ver la plaza llena el primero de mayo ,la participacion masiva en las votaciones,y mucho mas ver como agreden a personas pasificas q solo piden cambios q beneficien a todos.Creo que el cubano nacio para cordero y sumiso a cualquier sistema.

  2. Gabriel Abreu dijo:

    Esa misma pregunta me hago yo todos los dias respecto al por que los cubanos han aguantado mas de 50 años a lo que ellos llaman una dictadura brutal, al parecer les resulta mas comodo y facil largarse de su pais y desde el extranjero arremeter contra los Castro, sera que en todo este tiempo el miedo calo en todos los cubanos, tanto asi que no surge una persona que lidere una revuelta y acabe con los tiranos, animo llenense de valor sigan los ejemplos de Libia y Siria que aun en una lucha desigual pelean por su libertad y no se escapan al extranjero como ratas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s