145 años de béisbol en Cuba

Año 1901.Archivo

El béisbol, también denominado pelota, durante decenas de años ha sido el deporte más popular en Cuba, así como también el que mayor cantidad de aficionados atrae. Las primeras noticias sobre el mismo corresponden al año 1866, cuando comienza a practicarse en nuestro país, traído de los Estados Unidos, donde fue inventado. Sus referencias más detalladas corresponden al año 1878, a partir de la fundación del club Habana. El club Almendares se creó posteriormente. El Habana tuvo su residencia en El Vedado y el Almendares en El Cerro, trasladándose después frente a la Quinta de los Molinos. Desde aquí se inició la rivalidad entre rojos y azules, que caracterizó a ambos clubes durante toda su existencia. En el año 1899 se crea en Cayo Hueso (EUA) el club Cuba y se traslada la rivalidad rojo-azul, organizando un club Habana y un club Almendares, a semejanza de los existentes en la isla, además de un club denominado Key West Browns, sobre la base del club Fe, que adoptó el color carmelita. El primer equipo de pelota cubano que viajó a Estados Unidos fue el All Cubans, debutando cerca de Nueva York. Después pasó a denominarse Cubans Stars. La mayoría de los cubanos que pasaron a las Ligas Mayores, habían jugado en este equipo, entre ellos Adolfo Luque y Miguel Angel González.

Segundo Almendares Park. 19l9.Archivo

A comienzos del Siglo XX se inscribieron en el Campeonato Nacional los clubes Habana, Almendares, Fe y Matanzas. Posteriormente algunos desaparecieron y surgieron otros, entre ellos los clubes Marianao y Cienfuegos que, junto con el Habana y el Almendares, constituyeron los cuatro clubes principales del béisbol profesional cubano. En el año 1946 ingresó un equipo cubano (Havana Cubans) en la ya desaparecida Liga Internacional de La Florida, y la misma franquicia fue exaltada después a la Liga Internacional de clasificación Triple A, la llamada antesala de las Grandes Ligas, con los Cubans Sugar Kings. Todo este béisbol profesional se nutría del béisbol amateur, que comenzó sus actividades como Liga Nacional en 1914, compitiendo cuatro equipos: Vedado Tennis, Marianao, Instituto y Club Atlético de Cuba. Después se agregaron Progreso, Universidad de La Habana, Lawton, Bellamar, Cienfuegos, Ferroviarios, Medina y otros. Unos se mantuvieron bastante tiempo y otros desaparecieron con los años, siendo recordados por la afición los clubes Cubanaleco, Fortuna, Teléfonos, Artesanos, Ferroviarios, etcétera. El recuerdo de aquellas series del Caribe y Mundiales, donde participaban los países de América, es inolvidable.

Amateurs. Archivo

Ahora, obviando todo lo anterior, se dice que el desarrollo del béisbol en Cuba se debe a la revolución, pues donde antes había sólo cuatro equipos (eran seis las provincias, pero éstos no representaban a ninguna, sino que se integraban con los mejores peloteros de todas, más algunos de otras nacionalidades), actualmente existen diecisiete (uno por cada provincia). La masividad nunca ha sido sinónimo de calidad. Es verdad que existe tal cantidad de equipos (todos profesionales bajo la cobertura de amateurs), pero ninguno alcanza la calidad que tuvieron los cuatro del béisbol profesional (la mayoría de sus integrantes jugaban en la Triple A y en las Grandes Ligas).

Orestes Miñoso..Marianao-Medias Blancas del Chicago.Archivo

Tal vez, si se realizaran dos campeonatos: uno inferior, donde participaran todos los equipos provinciales, manteniéndolos estables cada año, sin cambios de denominaciones, nutriéndose de nuevos peloteros desde los municipios, y uno superior, con sólo cuatro o seis equipos, también estables, integrados por los mejores peloteros, provenientes de los equipos provinciales, se elevaría la calidad, sería más atractivo y competitivo, atraería mayor concurrencia y el béisbol ganaría. Sería también importante terminar de liberar a los peloteros, y que éstos pudieran jugar en el equipo y lugar que les diera la gana, tanto dentro como fuera del país, sin endilgarles, en este último caso, el ridículo calificativo de traidores. Parece que aquí también es necesaria una profunda actualización. Pretender borrar, por paranoia política, ciento cuarenta y cinco años de béisbol en Cuba, y sustituirlos por el jugado en los últimos cincuenta años, además de una agresión a la identidad nacional es una falta de respeto a los ciudadanos. Tanto el béisbol amateur de la época colonial, como el profesional y amateur de la época republicana, el profesional disfrazado de amateur de los últimos tiempos y el realmente amateur, es béisbol cubano. Ha sido y es uno sólo desde sus comienzos hasta nuestros días.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s