El resultado de la violenciaibia

El País

Muammar al-Gaddafi ha muerto, ejecutado por sus captores o asesinado, según el punto de vista político o humano desde donde se observe. Dice un viejo refrán que quien a hierro mata a hierro muere. No defiendo la violencia y estoy en contra de ella. Me pongo en la piel de sus opositores, perseguidos, acosados y asesinados durante cuarenta y dos años de ejercicio del poder absoluto por el personaje, y trato de comprenderlos. No es fácil dejar de ajustar cuentas, ante la posibilidad de hacerlo al momento. Tal vez esas fueron las motivaciones de quienes lo capturaron en Sirte, tratando de huir, y decidieron liquidarlo sin un prolongado proceso judicial. No es lo mejor, no es lo aceptado internacionalmente, pero en los campos de batalla a menudo suceden estos hechos, aunque casi nunca sean recogidos por los medios informativos: todo depende de quien sea la víctima.

Estos últimos meses de dolor, destrucción y muerte pudieron haberse evitado, si al-Gaddafi hubiera desistido de aferrarse al poder, y hubiera facilitado una transición democrática, algo que pedía y necesitaba la sociedad Libia, después de demasiados años sin libertades y sometida a la voluntad de un solo hombre. No fue así y la prepotencia desató una escalada de violencia que, se sabía, iba a terminar así. Sus hijos y sus adeptos, fanáticamente lo secundaron y prolongaron innecesariamente el sacrificio. En Túnez y en Egipto las soluciones fueron más civilizadas e inteligentes. La muerte violenta de al-Gaddafi nos deja una importante lección: el camino del diálogo, respetando las opiniones diferentes y la tolerancia, es el único que evita la confrontación sangrienta, el verdaderamente incruento y el que nunca debe cerrarse.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s