El santoral gubernamental

Fotos Rebeca

Si se repasan los nombres asignados a comercios, empresas, centros educacionales y otras instalaciones en los últimos cincuenta años, tendremos un gráfico de las motivaciones políticas determinantes en cada momento. Al comienzo de la instauración del modelo, los nombres correspondieron mayoritariamente a mártires de la etapa insurreccional recién concluida, acompañados por una retahíla de números y guiones. No son fáciles de olvidar las empresas y comercios 3-143 ú 8-929 ó 9-427, etcétera, original sistema organizativo, salido de la mente calenturienta de algún burócrata con poder.

Posteriormente, con la efervescencia de la lucha armada guerrillera como única vía para los cambios sociales, tocó el turno a los héroes y mártires latinoamericanos, tanto de las guerras independentistas como de las luchas del momento. Así aparecieron Simón Bolívar y Camilo Torres o Benito Juárez y Augusto Turcios Lima, denominando indistintamente escuelas, empresas o timbiriches fabriles. Durante algún tiempo, como hojas de lechuga entre las coles, surgieron nombres vietnamitas: Van Troi, Ho Chi Minh, Hanoi y otros que respondían a aquello de crear dos, tres, muchos Vietnam.

Caída en desuso la vía armada, y reforzados los lazos inquebrantables con la URSS y el campo socialista, se desató una verdadera hemorragia de nombres relacionados con ellos: un gigantesco parque, un importante centro educacional y un hospital, además de otras instalaciones, recibieron el de Lenin, un teatro el de Marx y una imprenta el de Engels. Por si fuera poco, una fábrica fue nombrada Revolución de Octubre, y restaurantes Moscú, Sofía, Praga y Bucarest, y hasta un círculo infantil Rosa de Luxemburgo.

Desaparecida la URSS, y con ella el campo socialista, la atención regresó a los nombres vinculados a la lucha independentista cubana del Siglo XIX. Aparecieron entonces las innumerables Baraguá, Yara, Batalla de Mal Tiempo, etcétera. Con el tiempo, según las conveniencias políticas del momento, emergieron Martin Luther King, los Mártires de Chicago y otros, hasta desembocar en la joya de la corona, el absurdo actual de denominar Kim Il Sung a un preuniversitario. ¿Agotamiento del arsenal político o simple decadencia?

Por suerte, en oposición a este aburrido y gris santoral gubernamental, en los comercios privados que están surgiendo, priman denominaciones como: La Casa, Chaplins Café, Habitanía, El Jardín de los Milagros, La Paila, El Diamante, Juana La Cubana, El Farallón y otros, entre los restaurantes; y Don Remigio, La Pachanga, Aché, Ven y más, entre las cafeterías. También Los Nardos, El Asturianito, Castropol, Los Canarios, Curros Enríquez, Los Tres Chinitos etcétera, en los de las sociedades españolas y chinas. La mayoría carece de anuncios lumínicos y ninguno aparece en las páginas amarillas de la Guía Telefónica. Todo es cuestión de tiempo.

Los vientos nuevos, aunque con dificultades, comienzan a soplar. Es importante que ganen en fuerza. Tal vez así, nuestras vidas serán un poco más agradables y nuestras ciudades y pueblos menos tristes.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El santoral gubernamental

  1. Pingback: La Cuba de Raúl Castro en la red « Cuba Nuestra: Ùltimas noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s