Años con “coletilla”

La Revolución Francesa, entre sus muchos cambios, pretendió renombrar los meses y, en su corta existencia, aparecieron los pluvioso, floreal ventoso, termidor, etcétera Por suerte para los franceses, tras la tempestad de las cabezas cortadas, vino la calma, y los meses retomaron sus nombres tradicionales.

La Revolución Cubana no podía quedarse atrás y, aunque no se atrevió con los meses, si le puso etiquetas a los años, adosándoles una coletilla. Así 1959 fue el Año de la Liberación y después siguieron el de la Agricultura, el de la Alfabetización, el de la Industrialización, el de la Planificación, etcétera. Fue un acomodo histórico, al igual que el paredón sustituyó a la guillotina.

Cada nuevo año del calendario revolucionario ha recibido su coletilla, algunas hasta bastante traídas por los pelos, como aquélla del año de los aniversarios de las batallas decisivas de la revolución. Esto de las coletillas, aunque ha sido una carga gratuita para todos, ha perjudicado principalmente a las mecanógrafas y operadores de ordenadores, que se han visto obligados a endilgárselas a todos sus escritos, a continuación del año numérico.

Lo interesante es que, salvo rarísimas excepciones, las coletillas no se han cumplido, ya que su objetivo era centrar los esfuerzos en la solución del problema enmarcado en su denominación, durante el año en cuestión. Continuamos, después de más de cincuenta años de coletillas, sin agricultura, sin industrialización, sin productividad, sin eficiencia, sin austeridad, etcétera.

Tal vez, debido a eso, en la actualización del modelo que se está llevando a cabo, ahora los años sólo tienen una coletilla consecutiva: año 52 de la Revolución, año 53 de la Revolución, etcétera. Por lo menos no comprometen y además, no necesitan explicaciones del incumplimiento de sus objetivos. Es más pragmático.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Años con “coletilla”

  1. Pingback: Years with a Tagline | Marmalade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s