En su justo lugar

.

  1. La palabra opositor, según los diccionarios, significa: el que se opone a otro, el que está en desacuerdo, el disconforme. Es simplemente una palabra como otra cualquiera de uso general. En Cuba, durante la República, fue una palabra aceptada y respetada: el gobierno de turno tenía opositores y éstos, cuando se constituían en gobierno, tenían a su vez también opositores Era una práctica sana: obligaba a los gobernantes a someterse continuamente a la valoración de sus actos y a tener que responder por ellos.
  2. Opositores tuvieron Grau, Prío y Batista: la mayoría de los dirigentes históricos fueron opositores de estos presidentes y de sus gobiernos. Hubo etapas en que los opositores emplearon métodos pacíficos y otras, en que utilizaron métodos violentos. Dentro de los opositores existían diferencias, como es natural en cualquier conglomerado humano. El ser opositor no constituía un estigma, sino simplemente que no se estaba conforme, que no se estaba de acuerdo con lo que sucedía y se proponían otras soluciones. Opositores fueron también, en sus tiempos respectivos: Villena, Mella, Torriente Brau, Guiteras, Roa, Chibás, Marinello, José Antonio, Frank País y muchos otros. La lista sería interminable.
  3. Al establecerse el nuevo régimen, los opositores fueron declarados persona no grata y, la misma palabra, extirpada del léxico político nacional. Se estableció que pueblo y gobierno eran lo mismo y, por lo tanto, quien no estaba de acuerdo con el gobierno no lo estaba con el pueblo. En su lugar se introdujeron nombres y adjetivos descalificativos, hasta llegar al disidente actual. Esto respondió a una lógica del poder: los opositores, que casi siempre comienzan como minoría, en determinado momento se convierten en mayoría y, por ende, en gobierno. Eso, que era y es normal en cualquier país democrático, aquí no podía suceder. El disidente, sin embargo, por ser una oveja negra, alguien que se sale del redil, siempre será una minoría sin acceso al poder. Por lo general se habla de gobierno y oposición y casi nunca de gobierno y disidencia, como opciones diferentes.
  4. Para que un gobierno SEA BUENO y, además, eficiente y justo, es necesaria una BUENA OPOSICIÓN. No es saludable que un gobierno se mire solo en su propio espejo, ya que éste no es contrapartida de nada ni de nadie. Cuando esto sucede, pasa lo que a nosotros: caminamos por el borde del abismo y, en muchos casos, nos encontramos en el fondo del mismo.
  5. Una oposición seria y responsable, activa, abierta ante la opinión pública (coloquemos de nuevo la palabra en su justo lugar), siempre será positiva para la nación y para todos los ciudadanos, piensen como piensen y defiendan las políticas que defiendan. Sin confrontación no hay desarrollo. Es una ley de la dialéctica que ha sido convenientemente olvidada durante muchos años. Dialogar no es solo intercambiar criterios, es también confrontar, escuchar y discutir respetuosamente, para encontrar las mejores soluciones a los diferentes problemas. Nuestra realidad hace tiempo que lo está exigiendo.
About these ads

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a En su justo lugar

  1. Pingback: In Its Rightful Place | Marmalade

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s