Exceso de atención

  1. Creo que no existe gobierno en el mundo, que dedique tanta atención a lo que sucede en los Estados Unidos, como lo hace el de Cuba. Mediante declaraciones oficiales y a través de los medios de comunicación nacionales, el vecino del Norte ocupa los mayores espacios, algo que nunca sucedió en la época republicana cuando, según dicen las autoridades, éramos una colonia del imperio.
  2. Es llamativo que todo lo que se dice y escribe se centra en señalar sus aspectos negativos, sin dedicar ni una línea ni un minuto, a mostrar algo positivo que, sin lugar a dudas, debe existir, ya que sin ello sería incomprensible su gran desarrollo, su atracción para los emigrantes, ni el importante lugar que ocupa en la arena internacional.
  3. Muchos de nuestros comunicadores, sin hablar ya de las autoridades, que deben hacerlo por su razón de ser, dedican comentarios y artículos a despotricar sobre el poderoso vecino, convencidos que, de esta forma, aseguran seguir cobrando sus salarios , y evitan pasar a formar parte de la numerosa legión de disponibles, último eufemismo para designar a los desempleados. Así, en el juego participan por igual quienes tratan de política, economía, etcétera, como quienes se ocupan de la cultura o los deportes. Cada quien aporta su granito de arena, para no ser descalificado.
  4. En el mundo de la publicidad existe un viejo axioma que señala que, cuando el mensaje es excesivo y satura a su receptor, se produce el efecto contrario al previsto. En otras palabras: se repele lo que se ofrece. Así ha sucedido con esta campaña sistemática de descrédito: cada día son más los cubanos que desean emigrar hacia ese país y, cada día también, nuestra población está más influenciada por sus hábitos y costumbres, encontrándose hoy más americanizada que antes. ¡Tanto se ha hablado mal del lobo que todos quieren conocerlo!
  5. La mesura y el límite de la medida nunca han sido cualidades de nuestras autoridades en éste último medio siglo. Repetir hasta el aburrimiento los mismos viejos argumentos y consignas desgastadas ha sido una constante: la cantidad ha suplido la calidad. De ahí el volumen desmesurado de noticias y escritos descalificadotes sobre los Estados Unidos, los cuales a veces rayan en el ridículo. Como en otras campañas, en esta también se ha fracasado. La realidad se ha impuesto.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Exceso de atención

  1. Ernesto dijo:

    Muy ciertos los comentarios en su articulo, el afan por querer descalificar a este pais es una de las cosas que ha hecho que cada vez mas los cubanos sientan el deseo de emigrar a Estados Unidos, y como usted dice, el hecho de que millones de personas de todas las partes del mundo deseen emigrar a Estados Unidos, es una prueba de que es el sistema mas cercano a la perfeccion, hay libertad de expresion, hay libertad de religion y sobre todo respeto a la individualidad y a la creatividad, esas son razones mas que suficientes para sentirse bien en este pais aun cuando el recuerdo y el amor por nuestra Isla siempre nos pone nostalgicos.

  2. Pingback: Excess Attention | Marmalade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s