Sentido de pertenencia

  1. Con la instauración del régimen socialista, el sentido de pertenencia se diluyó en las denominadas masas, ente abstracto sin personalidad propia y, por lo tanto, factible de ser utilizado de forma interesada, según las conveniencias políticas. Las masas, siempre dispuestas a la acción necesaria al demagogo de turno, constituyen una simple caja de resonancia que repite, mecánicamente y aumentado, el sonido que le ha sido dado. En realidad las masas ni piensan, ni analizan, ni deciden, aunque se pretenda concederles tales cualidades. Al carecer las masas de individualidades, constituyen una amalgama amorfa, cuya única característica es la cantidad, aunque no es una exigencia obligatoria: las masas es un todo genérico sin límites. Pueden estar constituidas por diez, cien, mil o cien mil personas. A los fines de su utilización es lo mismo.
  2. En oposición a ellas existen las individualidades y el sentido de pertenencia. Cada individualidad es diferente de las otras, aunque pueden existir rasgos que les son comunes. Su diferencia es precisamente lo que las hace valiosas e importantes. Cada individualidad tiende a agruparse en lo que denominamos sentido de pertenencia, sin perder por ello sus rasgos distintivos propios. La primera agrupación es de carácter familiar, y por eso decimos sentido de pertenencia a la familia. Después le siguen el sentido de pertenencia al barrio, a la escuela, a la sociedad recreativa o club social, al lugar de trabajo, a la religión, a la profesión, a la clase social, a la ciudad o pueblo, etcétera hasta alcanzar el sentido de pertenencia al país, que algunos erróneamente hacen coincidir con el sentido patriótico, exaltándolo en demasía, dejando de lado todos los anteriores, los cuales en realidad son los más importantes y conllevan a este último, dentro de los límites geográficos nacionales.
  3. La existencia del sentido de pertenencia asegura que, en cada uno de ellos, se defienda algo que puede ser total o parcialmente diferente de los demás. Así, el poseer sentido de pertenencia a la familia hace que se prioricen y se defiendan los intereses familiares, en contraposición a otros; el poseer sentido de pertenencia al barrio hace que se quiera a éste y se luche por su mejoramiento, y así sucesivamente. Este sentido de pertenencia es el que permite que las individualidades agrupadas en él, de forma natural, participen en el proceso de su desarrollo. Al no existir y diluirse en el concepto masas, se pierde el sentido de la lucha concreta y cotidiana, y se sustituye por un sentido genérico, propio de plazas y tribunas, imposible de contabilizar y, lo que es peor aún, de realizar.
  4. De ahí que se escuche hasta el aburrimiento que las masas luchan por la paz, por la justicia, por la libertad, por la igualdad, por la fraternidad, etcétera. Magníficas consignas para vallas políticas públicas, panfletos y discursos enajenantes carentes de esencia, verdaderas engañifas sociales, dirigidas a evitar a toda costa la participación de las individualidades, con sus sentidos de pertenencia, en el devenir social e histórico.
  5. Recuperar el sentido de pertenencia existente desde su fundación en la nación cubana, es un paso insoslayable para resolver los grandes problemas nacionales acumulados, ya que la solución solo es posible, mediante la solución consecutiva de los problemas familiares, del barrio, de la escuela, del trabajo, etcétera o sea, mediante el ejercicio fecundo del sentido de pertenencia.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sentido de pertenencia

  1. Ya habia echo un comentario largo y se escacho la comp , tengo que comprarle una nueva bateria , en fin , es verdad lo que dices no se puede estigmatizar a nadie por el deseo humano de pertenencia , y dejar eso en el pasado socialista , que divide a familias y al pueblo en general , hay que descentralizar la sociedad y dejar que las fuerzas privadas abran paso a una nueva sociedad donde la superacion del hombre no sea por repetir consignas y ser mas comunista que el vecino , sino de ser emprendedor y competitivo , la sociedad civil es la respuesta a los males que nos cayeron , abranze al mundo ,que el mundo los escuchara dijo el Papa en su visita , no tengan miedo , mas miedo tienen ellos , y ellos lo saben muy bien , la libre empresa es lo unico que puede salvar a Cuba del camino al precipicio , no los chinos y los turistas americanos o los exilados mandandole $ a sus familias para que abran paladares y tiendecitas , mientras el estado despilfarra lo que busca por ahi de Venezuela y las caridades de sindicatos del mundo entero para reprimir y aumentar su aparato represivo , y sus aventuras de espiar en todo el mundo para sacarle lascas y vender tecnologias a quien pague mas , y que ellos no son capaces de desarrollar para en pueblo de Cuba , eso va directo a las cuentas de los dos Hermanos , La Libre Empresa, de verdad Fernando , de acuerdo contigo 100 % Nueva constitucion donde los tres poderes el Legislativo el Judicial y el Ejecutivo , sean Independientes el uno del otro para que pueda haber seguridad y garantias al capital , que de seguro invertira una vez las bases de seguridad esten creadas ,y sin dejar al obrero , productor de riqueza que este amparado por leyes sociales que lo protejan y protejan a la integridad de la nacion , no como ahora , que les dan la tierra por 99 anos en arriendo y explotan , al obrero y al pueblo y se reparten las ganancias con papa estado , y que el pueblo se lleve una cajita mensual de chucherias y jaboncitos con un salario en m.n. y un incentivo de unos $20.00 mensuales para que se sientan que no estan siendo explotados porque tienen esas prebendas que la poblacion en general no tiene y de ahi que universitarios y profesionales abandonen sus carreras para ser bartender o maletero o maitre.d de cualquier instalacion turistica , que da pena , perdona la perorata pero me fluyen tantas cosas que no puedo parar !!! Un Saludo Cordial Guillermo Navarro

  2. Pingback: Sense of Belonging | Marmalade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s