Listados más, listados menos

  1. He leído cuidadosamente cada uno de los lineamientos aprobados en el recién terminado Sexto Congreso del Partido. Constituyen lo más parecido a un simple listado de intenciones generales, algunas cuestionables por su carga de discriminación hacia los nacionales, a lograr en un plazo que no es ni inmediato ni cercano, sino más bien lejano. Además, al ser sólo lineamientos, para su materialización práctica necesitarán de planes concretos, que incluyan proyectos, financiación, fuerzas y medios que los ejecutarán, plazos de cumplimiento, etcétera. Todo un gigantesco volumen de recursos y de trabajo, que dudo el estado cubano esté en condiciones de asumir y menos aún, de llevar a feliz término.
  2. La crisis general en que nos encontramos, y que se agrava con el paso de los meses, necesita mucho más que intenciones generales para resolverse. Se imponen medidas concretas a corto plazo, para zafar los múltiples nudos creados a lo largo de los años. Esto es lo que se viene planteando desde hace tiempo por los ciudadanos y no soluciones, que se dilatan en un tiempo indefinido. Aumentar, alcanzar, lograr, transformar, duplicar, etcétera, son verbos demasiado utilizados durante demasiado tiempo: pocas son las personas que realmente creen en ellos.
  3. Nadie ha olvidado los maravillosos planes para resolver los problemas, aplicados durante más de medio siglo sin resultados reales. Por ahí han quedado en el camino el Cordón de La Habana, que liquidó los árboles frutales y no produjo un solo grano de café, el de la Pangola, para alimentar un ganado vacuno que nunca se desarrolló, la Zafra de los Diez Millones, que asestó un golpe mortal a la producción azucarera, el Lechero, que nos dejó sin leche, el Arrocero, que no produjo arroz, el Turquino, que tampoco resolvió el problema del café, el Alimentario, que nos dejó sin alimentos, etcétera. Volver a lo mismo con otras denominaciones no actualiza ningún modelo económico.
  4. Puede que algunos optimistas piensen que con este listado, ya nos encontramos en el camino para ir saliendo de la crisis. Nada más lejos de la realidad. Esto no es más que pura teoría económica, política y social, algo así como un vaciado en un sólo documento, de los textos de los múltiples manuales que proliferaron durante la extinta época soviética, y que se aplicaron bastante dogmáticamente en la mayoría de las esferas de la vida nacional. Como una repetición de algo ya conocido, ahora cuando alguien produce o construye algo, lo hace en cumplimiento de los lineamientos. Hace unos pocos años, lo hacía en el marco de la batalla de ideas. Simplemente, más de lo mismo.
  5. Enfrentar una crisis sedimentada durante más de cincuenta años, en la cual la responsabilidad no le es ajena, no es tarea fácil para ningún gobernante, máxime si las razones políticas e ideológicas prevalecen sobre las económicas. Más aún, cuando el tiempo real de que dispone para su realización es limitado. No se entiende por qué cosas que se cambiaron de la noche a la mañana, poniéndolas patas arriba de un plumazo, sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo, para ser restablecidas en su justa posición (colocarlas patas abajo), necesitan de tantos estudios, análisis, reuniones, discusiones, aprobaciones y tiempo. Es bueno preocuparse por no equivocarse, algo que no se hizo antes, pero la nación necesita cambios profundos inmediatos que la saquen del inmovilismo y terminen de liberar las fuerzas productivas, permitiendo su desarrollo acelerado. Sólo así, y con la participación de todos los ciudadanos, sin exclusiones, será posible salir de la crisis.
Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Listados más, listados menos

  1. Fernando , hablas muy claro y al grano , es, asi msmo como detallas , en mi opinion esto tiene dos o mas objetivos , el primero que los Chinos al fin inviertan su capital ,para que ellos puedan hacer todo lo que tu planteas , y el segundo que el turismo americano se apruebe , cosa que Obama no puede lograr ahora se abrio un turismo como el de la epoca de Clinton para academicos y diversos temas de estudio etc mas flexibilizado el que ellos quieren esta codificado en la Ley Helms Burton ,y eso hay que proponerlo al Congreso y hacer excepcion a la ley o sea decodificar y esos son otros $5 y la gente ilusoriamente, …. crea que estan haciendo “negocio ” dejando entrever una opcion a la cantidad de empleados que tienen que sacar , y mientras tanto ganan tiempo para cuando el Sr se muera lo momifiquen y lo pongan en la Raspadura de Marti , como un projecto turistico , para las izquierdas internacionales , y la realidad es que ni los Chinos invertiran en Cuba ( billete les sobra ) ya que no confian en los Farsantes , y el Turismo sera un engana bobos , ya los nuevos negocios de comida y cositas que les mandan sus familiares a los que pueden , es un atraco para explotar mas al pueblo y al exilio , que ya ni tiene ni quiere sacarle las castanas del fuego al SR , muy buen Post, Felicidades , Guillermo Navarro

  2. job38-EL dijo:

    AMEN Y AMEN

  3. moises ramos dijo:

    Estoy de acuerdo con usted. ¿Se olvidaron los cubanos que en 1986 o 1987, por ahí, Fidel Castro manifestó tajantemente y sin tapujos delante de las cámaras de TV: “Ahora si, vamos a construir el socialismo” ? Una desfachatez, porque ¿Qué creíamos que estábamos haciendo hasta ese momento y desde 1959, bajo su batuta? Hay muchos ejemplos que se pueden poner donde el resultado ha sido que la gente ha dicho: “ya si”, “ahora si”, “vamos a salir de la crisis”, “ya, ya el comandante habló”, “ya el one (o el caballo) tomó el asunto en sus manos, ahora si”, “eso era lo que faltaba” Y el final siempre ha sido el mismo, las cosas siempre empeoraron. Han engañado al pueblo 1000 veces, pero, a pesar de todo eso, aún hoy, uno se encuentra con personas en Cuba (lamentablemente mucho mas de lo que creen muchos de los propios cubanos que vivimos fuera y muchísimo mas de los que creen los no cubanos), que creen que si, “ahora si”, “con estas medidas tu veras que las cosas mejoran”, etc, etc. Pobre gente.

  4. Pingback: Lists More, Lists Less | Marmalade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s