Un poco de historia

  1. Los cubanos, en lo referente a nuestra historia, somos bastante chovinistas. Creemos, y hasta nos han convencido de ello, que desde que aparecimos sobre esta tierra, hemos estado luchando por la libertad. Se remonta al cacique Hatuey (quien por cierto no era cubano sino de La Española) y a su muerte en la hoguera. A partir de entonces siempre hemos sido guerreros, pasando por sublevaciones, conspiraciones, guerras y revoluciones. Hay hasta quien ha dicho que tenemos acumulados más de quinientos años de lucha. Esta constituye solo una cara de la moneda.
  2. En la otra cara, de la cual se habla muy poco y se escribe menos, aparece que desde 1492 (fecha del descubrimiento) hasta 1848 (fecha del desembarco de Narciso López en Cárdenas -quien casualmente tampoco era cubano sino venezolano, casado con cubana-), un periodo que abarca trescientos cincuenta y seis años (tres siglos y medio), las acciones libertarias brillaron por su ausencia y convivimos pacífica y tranquilamente, sin mayores sofocones, españoles, africanos, chinos y criollos, nacidos de la mezcla de unos y de otros. Tampoco debe olvidarse que fuimos la última colonia en independizarse de España, cuando ya todas las naciones latinoamericanas hacía años que lo habían logrado.
  3. Puede argumentarse que España se aferró a la isla para no perderla, por ser la más preciada joya de la Corona, y hay algo de verdad en ello, de ahí las cruentas guerras del 1868 y del 1895, pero también es verdad que la independencia, a pesar de todos los sacrificios de los cubanos, se facilitó por la intervención norteamericana en el año 1898, cuando ambas partes contendientes se encontraban bastante extenuadas, sin que sus objetivos estratégicos se vieran al alcance de las manos. Además, es sabido que al final de la guerra el caudillismo y las desavenencias entre distintos jefes militares y el Gobierno en Armas, minaban al Ejército Mambí (José Maceo nunca acató el mando del Departamento Oriental, primero por el General Mayía Rodríguez, quien tuvo que renunciar para no complicar la situación, ni por el General Calixto García, quien lo sustituyó. El General Máximo Gómez había planteado su renuncia como General en Jefe, y solo se mantuvo en su cargo, retirado a Las Villas, ante la muerte de Antonio Maceo y de su hijo Panchito Gómez Toro).
  4. Sobre la intervención es necesario recordar algunas cifras. Máximo Gómez se encontraba en Las Villas con unos cinco mil hombres sobre las armas, muchos de ellos mal equipados, y debido a la distancia, no tuvo participación directa en los hechos que se producirían alrededor de Santiago de Cuba. Calixto García era quien estaba en Oriente, también con cerca de cinco mil hombres en similares condiciones. Es cierto que en los meses anteriores se ocupaban pueblos, pero eran abandonados al cabo de unas horas, al no poderlos mantener ante la aparición de las fuerzas españolas. En Santiago de Cuba, donde se decidió la guerra, los españoles poseían cerca de doce mil efectivos, bien armados y pertrechados. El Ejército Norteamericano desembarcó, para derrotar a su adversario, cerca de veinte mil efectivos, magníficamente armados y equipados quienes, conjuntamente con las tropas reunidas por Calixto García, dieron al traste con la defensa española, obteniendo su rendición.
  5. Más temprano que tarde, Cuba y los Estados Unidos regularán sus relaciones y conviviremos como buenos vecinos. Así ha sucedido entre Estados Unidos y Rusia, China y Vietnam, países mucho más lejanos geográfica y culturalmente. Nuestro caso no va a ser la excepción. Para lograrlo, entre otras cosas, es necesario comenzar a retirar las múltiples capas de pintura ideológica y política, con que se han cubierto los acontecimientos y protagonistas de nuestra historia común. Este es el único objetivo de estas líneas. Por una jugada del destino, tal vez estemos llamados también a ser el último país en abandonar el socialismo (si Corea del Norte no nos arrebata ese honor). A la historia le gusta burlarse de las declaraciones de eternidad: según sus creadores, el régimen nazi iba a durar mil años y no superó los doce, y el monolítico, fuerte como el acero e irreversible régimen soviético, hoy no es más que un triste recuerdo. Las palabras, por suerte, son solo palabras y, cuando no se las lleva el viento, se las lleva el tiempo.
Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Un poco de historia

  1. Ivonne Riog dijo:

    Muy bueno tu escrito, muy esclarecedor, magnífica pluma

  2. Ivonne Roig dijo:

    Muy bueno tu escrito, muy esclarecedor, magnífica pluma

  3. Felicidades Fernando , por tan instructivo y fundamental escrito , La historia se repite y la nuestra no era la ultima , my acertado sobre todo en estos momentos en que vive la Patria , que al final los Srs Feudales , tendran que abandonar y veras las turbas que antes decian esta es Tu Calle Fidel , diran todo lo contrario , solo que esta vez sera al que le toque el mando de La Republica , somos asi !!! es nuestra idiosincrasia , muy machistas y abusadores , pero cuando La Cana se pone a 3 Trozos !!! recuerda a Tortolo en Granada , jajajaja , que mundo mas bajo nos toco vivir !!! pero no hay mal que por bien no venga y han sido ya 52 anos , yo abrigo la esperanza , de que EL BIEN , de los malos este a la vuelta de la esquina , un Saludo Afectuoso para uds , cuidense , que hay presagios en el horizonte , y a ultima hora es mejor estar de VACACIONES , ENTIENDEN ??? CON EL MAYOR RESPETO , GUILLERMO NAVARRO .

  4. Pingback: A Little History | Marmalade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s