Asumir nuestra realidad.

  1. La utilización de un lenguaje descalificador contra los oponentes políticos, ha sido una práctica bastante generalizada aunque, por lo general, se respetan ciertos límites que la responsabilidad pública y la decencia establecen. Existen también leyes que sancionan la difamación, debido a lo cual, lo que se plantea sobre una persona debe ser demostrado con pruebas y evidencias. Así funciona, al menos, en la mayoría de los países democráticos.
  2. Durante los años de la dictadura de Batista, los que no comulgaban con su línea política eran calificados de opositores. Excepto en los momentos en que se establecía la censura, disponían de los medios para expresar sus opiniones. Por ello no eran ni detenidos ni encarcelados y, además, participaban activamente en el debate nacional. Aquellos opositores que optaban por la violencia como forma de lucha, poniendo bombas y petardos y haciendo atentados y sabotajes, eran calificados de subversivos o comunistas. Todavía no estaba de moda la palabra terrorista. Si eran descubiertos, eran reprimidos por métodos sangrientos o judiciales. En el último caso, disponían de abogados defensores y de juicios con garantías. Sobran los ejemplos.
  3. A partir del año 1959, los que no aceptaban el nuevo régimen o no estaban de acuerdo con algunos de sus postulados, fueron calificados de contrarrevolucionarios. En este saco entraron, tanto los que actuaban pacíficamente como los que optaron por la violencia. Pronto se echó mano del diccionario y se comenzaron a aplicar, festivamente, todo tipo de descalificativos: gusanos, apátridas, traidores, mercenarios, lumpens, escorias, asalariados, etcétera. El método se mantiene hoy en día corregido y aumentado. Aplicado durante años, sin posibilidades de respuesta (todos los medios le pertenecen y los controla el estado), los ciudadanos han sido tan manipulados, que reaccionan por inercia, sin emplear la razón, olvidando en muchos casos hasta que ésta existe.
  4. Denigrar y descalificar a quienes piensan diferente y, más aún, a quienes se atreven a expresarlo, solo demuestra debilidad, aunque se multipliquen las declaraciones de fortaleza. Los problemas de Cuba debemos resolverlos los cubanos (todos los cubanos, tanto de dentro como de fuera) pero, para ello, no puede pretenderse mantener el monólogo histórico, donde solo quienes nos gobiernan creen poseer la verdad absoluta. Los continuos fracasos han demostrado todo lo contrario. Se impone el diálogo honesto y respetuoso.
  5. Sin embargo, para dialogar tiene que existir voluntad de las partes interesadas en ello. Mantener la posición sectaria y excluyente de las últimas cinco décadas, pretendiendo que el que piensa por cabeza propia lo hace porque se lo ordena el imperio no es serio. La realidad es otra: cada día los ciudadanos se cuestionan más y más su terrible situación, y plantean la necesidad de verdaderos cambios en interés de la nación, no de una ideología ni de un partido. Asumirlos pacíficamente, con la participación de todos, como recomendaba José Martí, es lo inteligente.
Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Asumir nuestra realidad.

  1. Luis Fernandez Mesa dijo:

    Así es Fernando,
    Es incuestionable la involucion en derechos que ha sufrido Cuba, antes el ciudadano tenia mas libertad con todo lo malo que fuese Batista. Pero creo que a partir del 59 ocurrieron peores cosas que descalificaciones. Llama la atencion esos juicios populares con la multitud enfervorecida pidiendo paredon a principio de los 60.
    ¿Te imaginas? Un representante ante la Asamblea General de la ONU diciendo que hemos fusilado, fusilamos y fusilaremos !!!!

    Saludos
    Luis Fernandez

  2. Fernando , un comentario sobre tu punto #3 , no solo eran los calificativos ,contra los que no querian que Cuba se comunizara , eran los echos , los fusilamientos y las largas condenas , para ponerte un par de ejemplos , te dire del primer fusilamiento que yo me recuerdo de revolucionarios que no eran BATISTIANOS , Porfirio Ramirez , persidente de la Feu de la Universidad Central de Las Villas , alzado en el Escambray y ex combatiente contra la tirania batistiana, en el Segundo Frente del Escambray , Fusilado en compania de Plinio Prieto y otros que no recuerdo , en la finca La Campana , por el tristemente celebre comandante del Partido Felix Torres , otro ejemplo es la causa del 31 de Agosto del 63 , donde en una sola noche fueron fusilados de Oriente a Occidente mas de 500 militares del Ejercito Rebelde , y enviados a prision mas de 5,000 , y si te busco datos existen con nombres apellidos y direccion mas de 12,000 fusilados , amen de los cientos de miles que sufrieron prision en distintas epocas de la tirania pero al principio fue donde mas se acentuo la represion para domar a los carneritos ,y conste ya los batistianos eran miembros del comite o de distintas organizaciones de masas fueron ellos los primeros que cooperaron con el sistema para lavar sus pasados de infamia apoyando a Batista,,, no eran con apelativos como contrarevolucionarios o apatridas o gusanos , solamente lo que usaron los viejos comandantes , en complicidad con el Partido para convertir a Cuba al comunismo implantando el terror revolucionario , y convertir a su pueblo en sumisos carneritos , me daras la Razon en el desfile que ya preparan a Bombo y Platillo , para empezar el Circo , que se avecina, el cacareado congreso del Partido ,complices de facto de la infamia, donde oficializaran , las nuevas mentiras y mantenerse asi por otros 50 anos , solo que los siniestros pasaran a mejor vida dejando a Mariela, a Lopez Callejas y al nieto de Raul , que es el que mas despunta por ser muy apuesto y caerle bien a la gente , que vida !!! que le habran echo los cubanos al mundo para merecer tan triste destino , pobre pueblo , y a veces cuando veo las bestias agrediendo a los disidentes con ese odio igualito que hacian al principio del desatre , y no lo concibo , sera que les habran injertado el cerebro con alguna quimica para programarlos en la doctrina del odio y la incomprension , antes pensaba son los viejos que crearon y ayudaron al sistema , pero no , veo caras jovenes ,y pienso ,asi , quizas es lo que merecemos , no se …….!!!!! Saludos Guillermo Navarro

  3. Pingback: Taking Our Reality | Marmalade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s