Una ley fácil de neutralizar

  1. Cíclicamente, como las estaciones, aparece la Ley de Ajuste Cubano en los medios de comunicación nacionales, siempre para criticarla, denominándola ley asesina, y para exigir su derogación. Se considera, aunque es una ley norteamericana, que se inmiscuye en los problemas de Cuba y, por lo tanto, tiene carácter ingerencista. Todo lo que toque al gobierno de la isla, aunque sea con el pétalo de una rosa, es de este carácter. Es una forma de defensa archiconocida, utilizada durante demasiados años.
  2. Por mucho que se hable contra ella, el mantenerla o derogarla corresponde únicamente al gobierno de los Estados Unidos. Son sus poderes legislativo, judicial y ejecutivo quienes tienen la última palabra. El resto no son más que campañas mediáticas, para distraer la atención de problemas más complejos e importantes. Su existencia, dígase lo que se diga, ha beneficiado a muchos miles de compatriotas, que han rehecho sus vidas y las de sus familiares en una tierra de libertad, donde se vive el presente y no se sacrifican los años, esperando un esplendoroso futuro que nunca llega y cada vez se aleja más.
  3. Veamos el asunto desde otro ángulo. Si las autoridades cubanas quieren resolver el problema, en sus manos tienen la solución: simplemente deben restituir a los ciudadanos los derechos que les otorgaba la Constitución de 1940, y que les fueron arrebatados a partir de 1959. Entre ellos, para quienes los desconocen o los han olvidado, se incluyen el de salir y entrar al país libremente y sin necesidad de ningún permiso, así como el de respetar y proteger sus bienes, sin que éstos puedan ser incautados, además del ejercicio de todos los restantes como ciudadano. Si estos derechos se restablecen, la Ley de Ajuste Cubano perdería su razón de ser y, de forma natural y sin complicaciones, dejaría de aplicarse por innecesaria. Como se ve, es una decisión que está totalmente en las manos de quienes exigen que otros la deroguen. Parece un absurdo pero es la realidad.
  4. A veces, en el colmo de la manipulación, se llega hasta a decir que la trajinada ley, debería aplicarse también a los inmigrantes de otros países. ¿En qué quedamos, es asesina o no? La respuesta no tiene nada de difícil: no se aplica porque estos inmigrantes no han perdido sus derechos como ciudadanos en sus respectivos países, y pueden entrar y salir libremente y residir donde les de la gana, sin perder ninguno de sus bienes.
  5. Es sintomático que un régimen que siempre ha sido extremadamente conservador, en cuanto a la recepción en su territorio de inmigrantes (los hermanos haitianos son devueltos tan pronto recalan en las costas del oriente del país), se preocupe tanto por la situación de los inmigrantes de otros países. Huele a conveniencia política y a ficha del eterno enfrentamiento con el imperio.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Una ley fácil de neutralizar

  1. santico. dijo:

    que claro escribe claudia,asi mismo es los asesinos castros tiene la solucion de que la ley de ajuste cubano queda en la ingnorancia.

  2. job38EL dijo:

    santico, quien escribio este post no fue Claudia, aunque es cierto que ella escribe muy bien, pero este post lo escribio Fernando, quien escribe admirablemente.
    Bravo, todos sus post son buenisimos.

  3. Angel Martinez dijo:

    Muchas gracias por esta publicacion , pienso lo mismo desde hace mucho tiempo , lastima q no se pueda debatir con el mugroso gobierno cubano.

  4. Liset dijo:

    Excelente escrito Fernando, no sabìa lo de los haitianos que eran devueltos. Estaba convencida de que èstos preferìan quedarse en Haitì, antes que emigrar a cuba.

  5. Pingback: A Law Easy to Neutralize | Marmalade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s